Anya Phillips, musa del punk

Anya Phillips, musa del punk

Deborah Harry no era la única chica que pasaba el rato y componía música junto a leyendas del punk como Joey Ramone, Richard Hell, Iggy Pop o cualquiera que estuviera en el mítico club CBGB. A fines de los ’70, existió una figura que tuvo una vida corta pero un legado que aun deambula en fotografías por Internet: Anya Phillips.

Aunque murió de cáncer repentinamente en 1981, Phillips fue una musa para varios de los nombres más famosos de la escena musical.  La revista de John Holstrom, Punk, la tenía como colaboradora y también como parte de algunas de sus editoriales, que contaban historias al lado de su amiga Harry y también de Hell. Pero las historias que envolvían su vida la tenían como reina absoluta de las pistas de baile del CBGB, un club que pasó a la historia por mantener las primeras presentaciones de bandas tan importantes como Blondie o Television. Ahí, Anya hasta peleaba con otras mujeres porque no le gustaba la manera en que bailaban, asegura la leyenda.

Fundó el famoso Mudd Club junto a otros personajes, y en Nueva York reinó como bailarina/dominatrix, un rol que llevó incluso a su lecho de muerte en el hospital cuando quienes la visitaron la vieron vestida de latex. Novia de James Chance, ex pareja de Lou Reed y amante del new wave, Anya murió a los 26 años. El libro “Please Kill Me: The Uncensored Oral History of Punk” (1997) tiene varios pasajes dedicados a ellas, y hasta un mito sorprendente gira en torno a su figura: Chris Stein de Blondie, ex pareja de Debbie Harry, tendría sus cenizas bajo su cama.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta