El estilo de Margaret Thatcher

El estilo de Margaret Thatcher

El estilo de Margaret Thatcher, lamentablemente fallecida hoy, estuvo correspondido con su apodo de Dama de Hierro. Sus trajes de dos piezas, las perlas, sus carteras y lazos tipo pussycat tie, estuvieron orientados a construir la imagen de una mujer poderosa, con una estética estructurada, fuerte, pero aún con cierta cuota de feminidad; una imagen que resaltaba su poder negociador y de figura política de relevancia mundial. Es que la ropa comunica un mensaje y así lo entendieron sus asesores y la propia primera y única mujer Primer Ministra británica.

“I may be persuaded to surrender the hat, the pearls, however, are absolutely non negotiable”, (Puedo ser persuadida de dejar los sombreros, las perlas, sin embargo, son absolutamente no negociables) dice una de las líneas de Meryl Streep, interpretando a Margaret Thatcher en la película “The Iron Lady”. La cita habla de la personalidad fuerte de la fallecida ex Primera Ministra británica, pero también de su gusto por las perlas. Aros, prendedores, collares, todo lo que tuviera perlas era una de los fetiches de la Dama de Hierro. En términos de ropa, Thatcher siempre tuvo algo que decir y ello puede haber sido el resultado de su infancia y juventud con ropa hecha en casa y a su medida por su madre, una modista de clase media baja.

Una serie de trajes pertenecientes a Tatcher, rematados a 10 veces su valor estimado

Durante sus primeros años como política, el vestuario fue para ella una manera de llamar la atención. Los colores encendidos eran sus preferidos en esa época, de manera de atraer las miradas de sus pares y ganar notoriedad. Luego, ya como Primera Ministra sus atuendos se caracterizaban por estar compuesto por vestidos un tanto desaliñados. Fue ya en su segundo período cuando el traje se convirtió en su signature. Lo estructurado de sus outfits remarcaban su poder, en tanto que las blusas con lazo, resaltaban su feminidad. “Me siento siempre seguro en ellos”, sentenció alguna vez en referencia a sus icónicos trajes de dos piezas.

Una de las pocas veces en que se la pudo ver en un outfit más relajado

Thatcher perteneció a una generación de mujeres entrenadas para vestirse de cierta forma, ajustadas a los cánones y reglas de su época, pero aún asi y dentro de su conservadurismo, su voz se hizo notar. Se atrevía a mostrar los brazos, por ejemplo y su color predilecto de trajes era azul, en vez del tradicional negro. A pesar de su fuerte carácter, hizo concesiones en cuanto a vestuario. Dejó de usar sombrero por recomendación de sus asesores, de manera de restarle feminidad a su imagen y competir de par en par con sus contrincantes políticos, todos hombres.

Otra de las piezas símbolo en el vestuario de la fallecida ex Primera Ministra británica era la cartera, usualmente de asas cortas y color negro, se convirtió en un accesorio con el que se le asocia y asociará, de seguro, en lo venidero. Tatcher describía su cartera como “el único lugar seguro de Downing Street”.

El pussycatbow, uno de los signatures de su estilo

El estilo de Margaret Thatcher, tal como su legado político, pasará a la posteridad como una característica inseparable del personaje que fue, es y será.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta