La puesta en escena de las pasarelas otoño-invierno 2013/14

La puesta en escena de las pasarelas otoño-invierno 2013/14

Si bien hace unas décadas sólo se necesitaba de una larga pasarela blanca, luces, y sillas para llevar a cabo un desfile de modas, hoy en día la puesta en escena toma un rol protagónico en los desfiles de las Semanas de la Moda internacionales. Grandes diseñadores han decidido año a año otorgar a sus pasarelas la categoría de “show”, donde la locación, las construcciones escenográficas y la música contribuyen a hacer del desfile una experiencia casi teatral. Te invitamos a revisar las más destacadas puestas en escena de los recientemente terminados Fashion Weeks de Londres, París y Milán.

Dior fue un destacado, con sus burbujas plateadas de gran tamaño reflejando lo que ocurría en cada espacio de la pasarela a cada minuto:

Marc Jacobs también fue uno de los que resaltó. Con un diseño a manos de Stefan Beckman, la pasarela de circuito circular era protagonizada por una gran esfera luminosa de color amarillo, simulando un gran sol. Según los asistentes “la potencia lumínica de la esfera era tal que absorbía todo el color del espacio, convirtiendo a todos los espectadores en una gran masa gris”.

Kenzo optó más por una locación especial para su desfile, eligiendo lo que hasta hace 10 años era un centro comercial. Las escaleras fueron las protagonistas, y el gran lobby dio libertad a las modelos para caminar en todos los sentidos, en un espacio muy distinto a las largas pasarelas rectangulares.

Por su parte, Chanel decidió mostrar al público presente sus logros con la instalación de un enorme globo terráqueo en el centro de la pasarela circular, que simboliza la expansión de la marca a lo largo y ancho del planeta, poniendo una pequeña bandera en cada lugar donde han abierto una tienda.

Para Louis Vuitton, esto de la construcción de grandes escenografías ya es algo habitual. En esta ocasión, imitaron los pasillos de un hotel, con puertas por las que entraban y salían modelos vestidas con las prendas de la última colección otoño-invierno 2013/14. La salida de Marc Jacobs al final, con su pijama, no hizo más que dar el cierre perfecto a una puesta en escena digna de película.

Alexander McQueen es de las marcas que optan por las locaciones particulares. Con un entorno barroco de la Ópera Comique como fondo, en un antiguo palacio de París, la casa de modas mostró su colección de inspiración victoriana, de la época de los Tudor.

Nina Ricci, H&M, Givenchy, Prada, y Viktor & Rolf son otros de los nombres que suenan fuerte en cuanto a la puesta en escena de sus desfiles. De esta manera, las firmas están consiguiendo cada vez un ambiente más atrayente para sus desfiles, haciendo de cada uno, una verdadera experiencia.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta