Prendas emblemáticas: Pantalones Pitillos

Prendas emblemáticas: Pantalones Pitillos

Es durante la década del 50′ que los pantalones pitillos o skinny pants hacen su primera aparición, y desde ese momento no han dejado de reinventarse, ajustarse cada vez más y acompañar la moda del siglo XX y XXI. Aquí te contamos su historia, evolución y posicionamiento en las pasarelas internacionales del momento. 

Sus inicios están vinculados al mundo del cine, la música y la televisión y es a partir de ahí que empiezan a popularizarse a nivel masivo principalmente durante los años 60′. Estrellas de cine como Roy Roger, Marlon Brando y James Dean han sido inmortalizados en sus películas usando este ajustado pantalón. Por su parte, las celebridades femeninas de la época también se sumaron a esta tendencia, destacando entre ellas a una joven Marilyn Monroe, Sandre Dee y Audry Hepburn, quienes dentro y fuera de cámara podían ser vistas luciendo unos ajustados jeans o pantalones de tela. Así, la popularización del pitillo se debe en gran parte a las influencias del cine, la música y la televisión, y no será hasta la próxima década que su uso traspase las barreras de Hollywood y se vuelva una vestimenta común para hombres y mujeres.

Si bien la década de los 70′ es sinónimo de una estética hippie por una parte, y disco por otra, también nace un nuevo movimiento que destacó por su look provocador y contestatario a los estándares de la época: el Punk. Si bien son muchos los rasgos que caracterizan a esta subcultura originaria de Inglaterra, sus ajustados pantalones sin duda son uno de ellos y bandas como The Clash, The Ramones y Sex Pistols dan fe de aquello. Es en este contexto que la destacada diseñadora inglesa Vivienne Westwood abre su Boutique SEX -tienda especializada en ropa punk- donde indudablemente los pantalones pitillos o skinny tenían un lugar privilegiado.

Sin dejar de ser una tendencia los pantalones ajustados pasaron a la siguiente década en gloria y majestad, esta vez con acompañados de los excesos estéticos característicos de los 80′. Cada vez más ajustados y con nuevas materialidades como el spandex o lycra, los pitillos fueron llevados al límite. Bandas de Rock, Metal, Glam y Pop adaptaron esta prenda en sus respectivos looks, reflejando el nivel de popularidad del pitillo durante la década.

La consolidación del movimiento Grunge y del Hip Hop de los 90’s marcan un quiebre con el anterior modo de vestir, caracterizados por los pantalones anchos y tender al Oversize. Pero esta época oscura no tardó en revertirse. Las pasarelas de los 2000 mostraron nuevamente pantalones ajustados a los cuerpos de sus modelos, tal como Balenciaga lo hizo el 2003 con su colección primavera-verano 2003. Hoy en día la variedad de pitillos es muy amplia, tanto en sus colores, texturas y modelos convirtiéndose en un pantalón que se adapta al estilo de muchas personas simultáneamente y que se ha mantenido como un imprescindible del último tiempo. Sin embargo, en la moda nada está asegurado.

 

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta