Mi nueva gabardina

Mi nueva gabardina

Corría para poder llegar a una sesión de fotos a la que sabia iba muy atrasado, cuando de pronto la veo, una bella y fabulosa gabardina Burberry, tan clásica e inglesa como uno espera. No podía parar pero fue inevitable. Son esas cosas que uno sabe que debe hacer aunque este mal hacerlas. Así que entré a la tienda y sin pensarlo dos veces la tomé para sentir que nadie más que yo, la podía comprar. El tiempo corría, pero sabía que no podía dejar pasar esa oportunidad, caminé rápidamente a la caja y sin ningún remordimiento pagué por ella.

Así es, soy propietario de un clásico de la moda, una gabardina Burberry y desde que salí de la tienda sonrió como un estúpido, ya no me importa llegar tarde a la sesión de fotos.
Si bien mi nueva adquisición es un diseño clásico de la firma inglesa, hoy las gabardinas se nos presentan en los más diversos modelos, colores y materiales.

Porque a nadie le importa si estos impermeables son confeccionados en la tela que les dió su nombre en 1880 durante la primera guerra mundial.

Hoy esta prenda es parte de otra guerra, una que gana temporada tras temporada de la mano de Christopher Bailey, quien fuese nombrado director creativo de Burberry Prorsum en 2001 y ha conseguido situar a la tradicional firma británica en una posición privilegiada en el mundo de la moda.

Para esta temporada SPRING 2010, Christopher presentó una paleta de colores neutra sin sobre saltos, fácil de usar y combinar, justo como la que acabo de comprar.

Como pueden suponer he llegado a la sesión de fotos y han empezado sin mí, así que colgaré mi gabardina y me pondré a trabajar.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta