Los vestigios de “La Dolce Vita”

Los vestigios de “La Dolce Vita”

“La Dolce Vita” película del mítico Federico Fellini, puede ser quizás la única obra maestra cinematográfica que nació a partir de un vestido. Así es, fue un vestido realizado por Cristóbal Balenciaga en el año 1957 que inspiró la visión de Fellini. Brunello Rondi, co-guionista, confesó en su momento que la inspiración que encontró Fellini en estos trajes proveía de lo que él veía representado en ellos: una mujer hermosa por fuera que a su vez podría representar un esqueleto de miseria y soledad.

En honor a ésta y a otras recordadas obras cinematográficas de la época, es que La Comunidad de Madrid ha inaugurado la exposición “Los años de la Dolce vita”. Esta muestra se encarga de revivir el esplendor de la hermosa ciudad de Roma de los años 50′ y 60′, debido al gran fulgor cinematográfico que vivió la capital italiana y que cautivó a los más reconocidos intérpretes, directores y diseñadores, tanto de ese país como de América.

Por su parte, Bulgari ha entregado una amplia selección de dibujos de sus diseños y fotografías de las más grandes actrices de Hollywood que llevaron sus joyas, mientras que Brioni, sastre de todas las celebridades de la época, desde Cary Grant a Anna Magnani, presenta una selección de fotos, dibujos, diversos vestidos de la época y un vídeo del primer desfile masculino del año 1952.

En palabras de Carrillo, se trata de una época en la que “todo el mundo miraba a Roma”. Por un lado, la exposición de La Comunidad de Madrid pone su atención sobre la “raíz” de la Dolce Vita, pero también sobre otras vertientes, como la elegancia del “Made in Italy”, un concepto en el que se concentró el mundo de la moda bajo firmas como Valentino o Givenchy.

Para completar esta visión del estilo característico de “Los años de la Dolce vita”, en la exhibición se exponen vestidos de Valentino y de Cristóbal Balenciaga, en cuya colección de 1957 se inspiró Fellini para realizar su famosa película. Una muestra que pretende traer de vuelta toda esa elegancia y urbanismo de las películas y divas de aquella época, recordadas hasta hoy y transformadas en íconos del vintage.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta