La multifacética Lee Miller

La multifacética Lee Miller

Fue modelo de Vogue, y además corresponsal de guerra para la revista durante la II Guerra Mundial. Junto con escribir desgarradoras crónicas, se atrevió a incursionar en la fotografía con un impecable estilo. Es una de las mujeres más icónicas de la historia, y su nombre es Lee Miller.

Caminar delante del auto del propio Condé Nast le trajo a Lee Miller el estrellato en el modelaje a los 19 años. Fue el mismísimo dueño de Vogue el que la convenció de aparecer en las portadas, una carrera que nunca dejó atrás pero que sí evolucionó. Durante los años ’20, Miller se convirtió en la aprendiza y colaboradora del artista Man Ray, quien también la tomó como musa para sus obras. Como su amante, recorrió todas las noches bohemias donde se topó con Jean Cocteau, quien la incluyó en varias de sus obras cinematográficas.

Para los años ’30 y ’40, Lee ya era toda una fotógrafa. Casada con un acaudalado hombre de El Cairo, se sumió en su trabajo como corresponsal de Vogue, para la que trabajó hasta fines de los años ’40. En las décadas posteriores, retrató a varios nombres importantes como Pablo Picasso, y murió en 1977 siendo recordada nuevamente gracias al documental “In Vogue: The editor’s eye” de este año.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta