Hedi Slimane y su propuesta masculina en Saint Laurent

Hedi Slimane y su propuesta masculina en Saint Laurent

Era probablemente el look book más esperado de cualquier temporada; el ruido que venía con la llegada de Hedi Slimane a Yves Saint Laurent era casi ensordecedor, y acompañado de una cantidad de noticias chocantes y llamativas que iban desde impedir a Cathy Horyn la entrada a su desfile, hasta el cambio de nombre de la prestigiosa marca por “Saint Laurent”: las expectativas entonces eran demasiado.

Slimane hace años había cambiado la silueta masculina que se había conocido hasta entonces cuando trabajaba en Dior Homme, dejando atrás la imagen de hombres llenos de fuerza y testosterona. Impuso entonces una silueta que adelgazaba el cuerpo y lo dejaba similar al de un rockero rehabilitado de las drogas, delgado, muy delgados y con la ropa ceñida al cuerpo destacando una línea simple que cubría con cuero y telas brillantes. Justamente, el comentario de Cathy Horyn que en 2004 decía que esta silueta la había creado Raf Simons, no le gustó nada a Hedi, razón por la cual esta vez simplemente no la dejó entrar al desfile de la última colección de Saint Laurent. Independiente de quién haya sido la idea, Slimane se llevó los créditos y marcó para siempre el diseño masculino. Es por eso que cuando llegó a YSL – perdón- SL París, todos nos sentamos a ver cómo el mundo de la moda se vería trastocada por este hombre que dejó el vestuario para dedicarse a la fotografía, y que muchos trataron de genio en su pasado.

Pero nada de eso pasó. Hoy que podemos ver las imágenes de su colección masculina nos damos cuenta que uno no logra relacionar las prendas con la tradición de la casa Saint Laurent. Es más, ya que la propuesta parece recordarnos la imagen que Slimane ya había propuesto para Dior Homme. Chaquetas brillantes y pantalones ajustados, acompañadas de figuras casi esqueléticas y juveniles que extrañamente a ratos recuerdan al propio diseñador y que se siente diferente que la colección que presentó para mujeres, sin un argumento en común. Las camisas vienen acompañadas de animal print y el cuero nuevamente se torna el protagonista, ya sea en detalles o en prendas completas.

La crítica no lo aplaudió de pie, no lo recibió con los brazos abiertos, ni tampoco quiso esperar la siguiente colección para hacer sus objeciones. Parece que las disputas que Slimane mantuvo con la prensa y todo lo que sucedió en torno al cambio de nombre de la marca lo dejaron en otro nivel, en un nivel que no es comparable con el que dejó luego de retirarse de Dior Homme. Pero de todas maneras, me gusta.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta