Entrevista a Kerry Taylor, martillera especializada en moda

Entrevista a Kerry Taylor, martillera especializada en moda

Fotografía: © Johnathan Player. 

Kerry Taylor es la dueña y fundadora de una de las casas de subastas especializadas en moda y textiles más prestigiosas del mundo: Kerry Taylor Auctions. Durante mucho tiempo trabajó en Sotheby’s, otra casa de subastas muy reconocida a nivel mundial, donde llegó a ser martillera con tan sólo 21 años, una de las más jóvenes de su historia. Su opinión es valorada por los más importantes museos del globo, quienes solicitan avaluaciones y asesoramiento por parte de esta experta. Entre las piezas que ha rematado, se encuentran vestimentas usadas por personajes tan importanes como la Princesa Diana, Amy Winehouse y Audrey Hepburn. En una breve entrevista, Kerry nos cuenta un poco más sobre su trabajo.

Trabajaste para Sotheby’s por un largo tiempo, ¿por qué decidiste crear tu propia casa de subastas especializada en moda?

La moda y los textiles fueron siempre mi mayor pasión y sentí que era el momento adecuado para crear mi propia casa de subastas especializada.

La moda se ha tomado los museos últimamente. ¿A qué atribuye ese fenómeno?

Creo que es debido a que la moda atrae a hombres y mujeres de todas las edades, es verdaderamente universal. Dice cosas respecto del estilo de cualquier período, pero también del gusto personal de un individuo.

¿Cuáles son los factores más importantes a la hora de avaluar una pieza?

Cuán hermoso sea, cuán particular sea, por quién haya sido diseñado y por quién haya sido usado originalmente.

Vestido usado por la Princesa Diana el día de su compromiso con el Príncipa Carlos, rematado por Kerry Taylor y adquirido por el Museo de la Moda de Santiago. Fotografía: Kerry Taylor Auctions.

Hoy las tendencias cambian constantemente a toda velocidad, ¿cuáles dirías que son las características que una prenda del presente debe tener para ser valorada en el futuro?

Tiene que ser hermosa y obra de un gran diseñador y además tiene que tener el factor “wow”.

En algún punto la ropa vintage se volvió bastante popular y la gente empezó a usarla cómo si hacerlo fuera sinónimo de cool. ¿Por qué crees que se da eso?

Porque con ello el que lo usa está demostrando que no sigue a la masa y que tiene su propio sentido del estilo.

¿Hay alguna pieza de todas las que hayas rematado que haya tenido un especial impacto en ti?

El vestido Emanuel de tafetán negro, usado por la Princesa Diana, porque la admiraba inmensamente. Fue vendido a uno de mis mejores clientes, Jorge Yarur.

Justamente nuestro Museo de la Moda es uno de sus más frecuentes compradores, ¿cuál dirías que es su criterio para adquirir las piezas que compra?

Las piezas tienen que ser atractivas al dueño (Jorge Yarur). Tienen que ser fabulosos ejemplares de los mejores diseñadores de todos los tiempos. Tienen que ser relevantes en demostrar la evolución de la moda a través de los siglos.

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta