Flashback: Stella McCartney para Chloé

Flashback: Stella McCartney para Chloé

En 1995, una joven diseñadora aprendiz de Christian Lacroix se graduaba del prestigioso Central St. Martins, consiguiendo que su colección final sea modelada por Kate Moss, Naomi Campbell y  Yasmin Le Bon. Aunque su apellido le ayudó a ser reconocida, rápidamente demostró sus méritos propios, consiguiendo suceder al eterno Karl Lagerfeld en la dirección artística de Chloé, en 1997. Esa diseñadora es Stella McCartney, quien acompañó la firma hasta el año 2001.

La marca creada en 1952 por Gaby Aghion, fue dirigida al igual que Chanel por muchos años a través del Kaiser, quien tomó su control en 1965. Sin embargo, la oferta de transformarse en el líder de Chanel después de la misma Coco llevó a Lagerfeld a renunciar en 1983, retornando el año ’92. Fue en 1997 que el francés se fijó en el trabajo de McCartney y la decidió reclutar como su sucesora en la casa francesa de nombre femenino, la cual Stella transformó en una de las marcas símbolo del vestir de la mujer en la nueva era.

Prendas ligeras, una oda al romanticismo a través de la lencería para vestir y por supuesto, los famosos estampados de caballos que la hija del Beatle legó en honor a su fallecida madre –la fotógrafa Linda Eastman-, forman parte de la historia de Stella McCartney para Chloé. No solo renovó el espíritu de la casa para las nuevas generaciones con éxito, sino que también hizo famoso el vestido satinado tipo camisola para las noches de fiesta, algo que llevaron siempre sus amigas Kate Moss, Liv Tyler y Kate Hudson, entre otras. Debido al éxito obtenido, la inglesa decidió formar su propia casa de diseño el 2001, dejando atrás a Chloé en manos de su amiga Phoebe Philo, quien fuera su asistente durante su estadía en la marca.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta