Los vestidos más escandalosos de la Historia.

Los vestidos más escandalosos de la Historia.

“The Cut” hizo una recopilación de los 50 vestidos más escandalosos de la historia. En honor a la verdad, se trata de una lista que incluye siluetas, colecciones, tendencias y vestidos que fueron escandalosos por los más diversos motivos: por inapropiados, por rupturistas, o sencillamente por feos. En VisteLaCalle, repasamos los que a nuestro juicio son los más relevantes de ese listado. 

1. La minifalda. 

Hace poco cumplió medio siglo y ya nadie hace alardes de moralidad ni critica a las mujeres que la usan, pero en su momento, la minifalda fue una prenda absolutamente polémica, usada sólo por aquellas mujeres desprejuiciadas y atrevidas. La creación de Mary Quant se gana un lugar merecido dentro de la lista.

2. El traje Chanel rosado que Jackie Kennedy usaba cuando su marido fue asesinado. 

En realidad, no era Chanel, era una copia autorizada creada por Chez Ninon, pero lo escandaloso no radica ahí, sino en el hecho de que nadie pudo disuadir a Jackie de quitarse el traje manchado con sangre. La Primera Dama estadounidense usó el traje en el hospital. Hoy, se conserva intacto, con sus manchas y todo, en el Archivo Nacional de Maryland, USA.

3. El vestido de cisne de Björk.

El vestido con el que la cantante islandesa paseó por la alfombra roja de los Premios de la Academia el año 2001, se convirtió de inmediato en flanco de críticas y es hoy uno de los vestidos más parodiados de la historia.

4. El vestido vaporoso de Marilyn Monroe. 

La Comezón del Séptimo Año inmortalizó la imagen más icónica de Marilyn Monroe: ella sobre una reja del tren subterráneo, jugando coquetamente con su vestido, tratando de no mostrar su ropa interior, mientras el viento soplaba fuerte hacia arriba. La performance le valió críticas de los sectores más conservadores y le costó su matrimonio.

5. El Little Black Dress de Coco Chanel.

Hoy alabado por su simpleza y elegancia, considerado básico en cualquier clóset femenino, fue bastante vilipendiado cuando por primera vez apareció en una portada de la revista Vogue en 1926. Mientras Vogue predijo certeramente que sería el “vestido que todo el mundo iba a usar”, Paul Poiret dijo que era “el lujo de la pobreza”.

6. El vestido de carne de Lady Gaga. 

Ella quería llevar su estilo avant garde un paso más allá, pero su vestido hecho de carne real fue una afronta para los grupos pro animal y vegetarianos. El vestido no sólo fue polémico por las críticas por parte de esos grupos, sino que también fue acusado de plagio más tarde. Los VMA de 2010 pasarán a la posteridad cómo la versión en que Gaga usó un vestido de carne en los premios de la cadena MTV.

En Chile también tenemos nuestros propios vestidos escandalosos:

1. El vestido transparente de Cecilia Bolocco.

 A sus cuarenta y dos años, Cecilia Bolocco se dejaba ver en la alfombra roja de la gala de Festival de Viña con un modelo transparente de Rubén Campos que dejaba poco a la imaginación. Las opiniones eran divididas: estaban quienes la defendieron, diciendo que a su edad aún lucía excelente y podía darse el lujo de mostrarse así y,por otra parte, quienes la atacaron por considerar el vestido poco elegante y  una técnica para acaparar la atención y opacar a quien en realidad tenía que brillar esa noche, la animadora del certamen, Tonka Tomicic.

2. El vestido metálico de Raquel Argandoña.

“Yo soy de ahí, de ustedes, del pueblo…” lanzaba en 1981 Raquel Argandoña al público de la galería del Festival de Viña de 1981 que no dejaba de pifiarla. Irónica frase si consideramos que lo hacía enfundada en un vestido metálico de USD 3000, que para la época era una suma bastante considerable. Raquel, que oficiaba de jurado del certamen, fue pifiada todas las noches.

3. El McQueen de Javiera Acevedo.

Uno de los vestidos escandalosos nacionales más recientes es el McQueen que usó Javiera Acevedo para la premiere de Stefan versus Kramer. La acusaron de poco elegante, de no haber combinado bien el sostén con el vestido, haciendo parecer el vestido del famoso diseñador británico un chiste. “Nunca más me pondría ese vestido” señaló la actriz y animadora, enfrentando la polémica.

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta