¿Es o no arte la moda?, opinan José Pedro Godoy y las chicas de “ESTANPINTANDO”

¿Es o no arte la moda?, opinan José Pedro Godoy y las chicas de “ESTANPINTANDO”

Hace algún tiempo, discutía con el bloguero de moda y sociólogo Ulises Falabello sobre si la moda -o el diseño de vestuario para ser más precisos- era o no arte. Ulises me manifestaba que para el sí lo era y yo, a pesar de lo mucho que me gusta e interesa el área, le expresaba lo contrario, fundando mi posición en el hecho de que el arte no es utilitario y la moda lo es per se. Ulises me decía que el utilitarismo no le parecía suficiente razón para restarle el calificativo de arte al diseño de vestuario, citando incluso a algunos filósofos y sus teorías con respecto al arte. Esta discusión no es nada nueva y de vez en cuando resurge poniendo las opiniones sobre la mesa, las que, por cierto, son bastante variadas. Hablamos con Coni Larenas y Trini Guzmán, artistas que componen el proyecto “ESTANPINTANDO”  y  José Pedro Godoy para que nos dieran sus puntos de vista sobre la materia.

José Pedro Godoy es Licenciado en Arte de la Universidad Católica. A sus 26 años, ya ha participado de varias exposiciones, tanto individuales como colectivas, se ha hecho acreedor de diversos premios y presentado su obra en distintas ferias. Su trabajo le ha valido el reconocimiento como uno de los artistas más promisorios de su generación.

Constanza Larenas y Trini Guzmán estudiaron arte y luego se especializaron en ilustración. Comenzaron pintando murales juntas en 2011, para luego crear ESTANPINTANDO, iniciativa que les permitió unir sus intereses creativos. Sus murales se caracterizan por su gran colorido y combinación de texturas. Han trabajado también para marcas del mundo de la moda, heciendo una línea de ropa pintada a mano para Foster.

Quisimos contraponer las visiones de estos artistas con respecto al tema en cuestión y esto fue lo que nos dijeron:

¿Por qué creen que la moda se ha tomado los museos últimamente?

José Pedro Godoy: En primer lugar, los museos nunca han sido un lugar reservado al arte. Y en la mayoría de los casos, los museos que han realizado exposiciones de moda, o más bien de diseñadores de vestuario, no han sido instituciones dedicadas en exclusiva a la exhibición de artes visuales, como es el caso del MET.

Considerando esto, creo que la serie de retrospectivas y exhibiciones de moda que se han hecho, se debe a dos razones: el interés que puede generar en el público y la mayor cantidad de visitas que pueden lograr a través de exposiciones que son culturalmente más inmediatas y reflexivamente más directas, y en segundo lugar, a que son muestras más baratas y fáciles de gestionar.

ESTANPINTANDO: Antes se pensaba que el museo era un lugar exclusivo para las “bellas artes” como la pintura, la escultura y el grabado. Hoy en día, es un espacio donde caben distintas formas de expresión. La moda es una de éstas y por lo tanto merece tener un lugar donde podamos apreciar su potencial como herramienta de innovación y/o su valor histórico. De esta manera, vamos creando cultura como sociedad donde hay espacio para la diversidad y donde las distintas formas de expresión que desarrollamos como seres humanos son válidas.

¿La moda es o no arte?

José Pedro Godoy: Entendiendo el arte como una idea moderna y por lo tanto relativamente nueva, hay que definir su particularidad: es infuncional. Los objetos de artes o las artes en general se prestan para instancias reflexivas. No se habitan y, aunque a veces puedan ser comercializadas o tener un uso decorativo, en ningún caso ese es el fin.

Existe un error al querer hacer que el arte sea un estado superior de las cosas. Como ejemplo, pienso en un gran cocinero o un gran arquitecto. No faltaran los elogios que lo califiquen de “artista”. Pero un artista, por malo que sea, nunca será catalogado como cocinero o costurero, sino que seguirá siendo artista.

El diseño de vestuario (y no hablo de moda, porque la moda es el gusto de una época, un punto de vista, una forma de hacer las cosas, y el arte no se escapa a eso), es solo diseño de vestuario, por bueno o malo que sea. Elogiar o entronizar esa disciplina con el término de arte es un error, porque es un medio relacionado a la artesanía, y eso no es peyorativo. Como Octavio Paz señala en “El uso y la contemplación”, el valor de la artesanía, que para él está por sobre el arte, es que construye objetos que son bellos porque son útiles.

A pesar de esto, creo que hay veces en que ese límite entre moda y arte se desdibuja: algunas, y muy pocas, colecciones de alta costura. Cuando se hace ropa que no se puede usar y no se puede comprar, y por lo tanto pierde su función, se entra en un territorio ambiguo. Y recuerdo una entrevista a Emanuel Ungaro en la que señalaba que para él la alta costura seguía siendo un campo para la búsqueda, la experimentación y la artesanía. Es, en ese último punto, donde radica la distancia innegable del diseño con el arte.

ESTANPINTANDO: Para nosotras, el arte como tal es la libertad de expresarse de manera creativa y por lo tanto uno puede ser artista en diversas areas. Antiguamente, el arte era un privilegio que solo podía disfrutar un segmento exclusivo de personas. Hoy en día el arte está en todos lados, tanto en las galerías, museos y calles como en nuestra vida cotidiana. Gracias a internet, hoy podemos estar al tanto de las tendencias y vanguardias alrededor del mundo y como consumidores, podemos acceder a ellas con diferentes precios en el mercado como consecuencia de su expansión y democratización, osea, debido a la moda. Para que ocurra la moda, primero tiene que haber un hito que cautive a la gente, que guste y conquiste. Una vez que eso ocurre y se difunde, se genera la moda. La moda, por lo tanto, es algo con lo que nos identificamos, algo que adoptamos y que nos representa. La moda finalmente, es una expresión creativa que nos interpreta y al que nos asociamos aun que sea en algún punto de nuestra vida. La moda necesita reinventarse, innovar y evolucionar. Generar ese fenómeno es un arte, el arte de reinventar y reinterpretar la creatividad.

Trini y Camila, José Pedro dice que la moda no es arte principalmente porque el arte es infuncional y la moda es utilitaria, ¿cómo se hacen cargo de ese argumento?

El argumento de José Pedro nos parece completamente válido, lo entendemos y hasta cierto punto podemos estar de acuerdo con él. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, entendemos el arte hoy como una herramienta creativa para expresar algo y por lo tanto su carácter no siempre está cargado de intelecto y reflexión. La moda es así, es un espectáculo que representa e interpreta a la gente, a las épocas y movimientos de manera creativa. Este ejercicio, a nuestro juicio, sí debiera ser considerado y valorado como arte. Nosotras entendemos la moda como un fenómeno sociocultural, no necesariamente como un concepto que se refiere estrictamente al diseño de vestuario, y por lo tanto este si puede contener arte y el arte como tal si puede contener moda.

José Pedro, muchas veces, el diseño de vestuario es el reflejo de las transformaciones de la cultura, el pensamiento y el comportamiento de la sociedad a lo largo de la historia. ¿En cierta medida, no es eso lo que hace el arte: ser un espejo de esas mutuaciones?

En general, las manifestaciones culturales son un reflejo de su tiempo, y eso no hace que cada disciplina, comportamiento o movimiento cultural correspondan a lo mismo u operen de igual forma. Por ejemplo, uno no podría confundir la primavera árabe con la moda y el arte, aunque estemos hablando, en los tres casos, de las transformaciones de la cultura, el pensamiento y el comportamiento de la sociedad.

Al mismo tiempo, el arte opera de una manera más variada y a la vez -y cada vez- menos condicionada, a diferencia del diseño de vestuario, que está sometido al clima y al comercio en la gran mayoría de los casos.

Esta discusión sale de cuando en cuando a flote y parece no haber unanimidad ni claridad absoluta respecto al tema. Son muchas las veces que el arte y la moda pareciesen mezclarse de manera tan íntima que los límites entre una y otra disciplina tienden a difuminarse. Para mí las palabras que mejor grafican esa estrecha y confusa relación son las dichas alguna vez por el gran Yves Saint Laurent: “La moda no es arte, pero para dedicarse a ella hay que ser artista”.

¿Qué opinan ustedes?

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta