Entrevista a Küyen, la marca chilena de lencería que se inspira en el romanticismo para crear piezas delicadas, sensuales y a la medida

Entrevista a Küyen, la marca chilena de lencería que se inspira en el romanticismo para crear piezas delicadas, sensuales y a la medida

Küyen es una firma de lencería creada y confeccionada por la ingeniera en administración de empresas, Bárbara Gallegos (27). La joven seguidora de la marca de lujo Bordelle y de su diseñador Javier Suárez, inició este proyecto [email protected], en noviembre de 2017 sin siquiera saber usar una máquina de coser. Hoy producto de su aprendizaje autodidacta, cuenta con una línea de bralettes, sostenes, calzones, trajes de baño, portaligas, arneses y babydolls, reconocida en Instagram y alabada por sus clientas.

Küyen además de ofrecer prendas con un calce justo y que se adecuan a los diferentes tipos de cuerpos que existen, tiene un gran objetivo: que todas se sientan y vean lindas, sin importar la talla. A continuación Bárbara nos entrega más detalles de su marca y nos cuenta dónde es posible adquirir sus productos.

 

¿Estaba en tus planes hacer una marca de lencería?

Para nada, de hecho esto fue muy sorpresivo en mi vida. Yo soy ingeniero en administración de empresas y trabajaba en una oficina, una pega muy normal y rutinaria. Aburrida de eso, busqué algo que realmente me motivara y acercara a la Bárbara que quería ser. Entonces se me ocurrió la idea de comprarme una máquina de coser, sin saber siquiera usarla. Partí aprendiendo a confeccionar ropa, pero no me gustó mucho ese rubro. Un día se me ocurrió hacer un bralette e hice uno muy básico, me gustó el proceso de confección y el producto final. Luego de eso comencé a leer libros, ver tutoriales en Youtube y de a poco fui aprendiendo a hacer modelos más complejos y a mejorar mi técnica para coser. Todo mi aprendizaje ha sido de forma autodidacta.

 

Desde tu mirada, ¿cómo ves el panorama de la lencería en Chile?

Veo una lencería escasa. Las tiendas de retail tienen poca variedad, sobre todo en tallas. O hay prendas muy pequeñas o muy grandes, siempre son de colores apagados, medios anticuados, diseños muy básicos y nada atrevidos. Son productos que a mí no me dicen mucho de la mujer que los lleva puestos. Es más, yo creo que esa falta de variedad ha influido en que un gran porcentaje de mujeres no se interese mucho en la ropa interior y compren más por necesidad, que por gusto.

¿Para quiénes están dirigidos tus conjuntos?

Para mujeres de todas las edades, que les guste la lencería fuera de lo común, la exclusividad y que valoren el diseño independiente.

¿Cómo definirías el sello de Küyen?

Sensualidad implícita y diseño exclusivo hecho a mano.

¿Qué prendas podemos encontrar en la marca?

Pueden encontrar conjuntos, bralettes, sostenes con barbas, calzones de todo tipo (tangas, vedetina, colaless y tiro alto), trajes de baño, portaligas, arneses, babydolls y para la nueva colección pretendo integrar a la línea un par de bodies.

 

¿Cuáles son los materiales que más se repiten a la hora de confeccionar?

Encaje, y mesh (malla elasticada).

¿Qué o quién te inspira al momento de iniciar el proceso creativo?

Me inspiran mucho las épocas antiguas, tipo el romanticismo. Me gusta pensar cómo era la vida en ese entonces, el arte, el estilo romántico, la delicadeza, la sensualidad implícita, etc. Pero también me gusta mezclarla con conceptos modernos. A partir de eso, comienzo a diseñar, unir colores, materiales y formas.

¿Y cómo es este proceso?

Primero nacen las ideas en mi cabeza, raramente las dibujo, porque me gusta que se vaya formando la pieza a medida que la voy confeccionando. Otras veces, tengo una idea muy clara y la desarrollo de esa manera hasta el final.

Sophie y Fella son algunos de los nombres con los que das a conocer tus conjuntos, ¿a qué se debe esta elección de nombres?

Son nombres que se me vienen a la mente casi instantáneamente al finalizar un producto. O sea, termino de diseñar y confeccionar un conjunto, lo miro, pienso en el concepto y se me ocurre un nombre de la nada, es casi mágico (señala entre risas). Así ha sucedido hasta ahora, pero para la nueva colección ya tengo pensado un concepto muy especial para llamar a los conjuntos que podrán ver muy pronto por @kuyen.lingerie.

¿Cómo es posible obtener un modelo Küyen?

Hay dos formas, una haciendo un pedido por Instagram, estos se demoran una semana, aproximadamente, en estar listos. Los entregó físicamente y también hago envíos a regiones. Ahora si quieres probarte o ver las prendas en vivo, puedes encontrarnos en la tienda Plasticina Azul, ubicada en Arturo Burhle 053, metro Baquedano.

¿Qué le recomiendas a la gente a la hora de elegir su lencería?

Que se midan correctamente para saber su talla real, la otra vez leí que el 70% de las mujeres usan tallas incorrectas de sostén, eso puede ocasionar que aparezca mayor flacidez o que se produzcan roces que dañen la piel. Por otra parte, yo recomendaría que se atrevan a usar lencería más sensual, más atrevida, que se arriesguen con los portaligas, baby dolls, arnés, que dejen las inseguridades a un lado y acepten sus cuerpos tal cual son. Todas nos podemos ver muy sexys y hermosas si sabemos utilizar la lencería a nuestro favor.

¿Qué se viene en 2019 para tu marca?

Quiero hacer colecciones mucho más atrevidas, fuera de lo común, diseños rupturistas pero siempre siguiendo el concepto que caracteriza mi marca. Me gustaría implementar colores y materiales. Por otra parte, quiero expandirme y dejar mis productos en algunas tiendas de región.

Comentarios
Kevin Cortes
Kevin Cortes

Estudiante de Periodismo con mención en Comunicación Digital. Realizó su práctica profesional en Revista Mujer LT. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar

Deja una respuesta