Entrevista al ilustrador mexicano Julio Salgado: “Con mi arte quiero demostrar que soy más que una víctima, que soy un humano complejo que no tiene que quedarse en el clóset por ser queer e indocumentado”

Entrevista al ilustrador mexicano Julio Salgado: “Con mi arte quiero demostrar que soy más que una víctima, que soy un humano complejo que no tiene que quedarse en el clóset por ser queer e indocumentado”

Julio Salgado es un ilustrador radicado en Los Ángeles, quien ha creado arte político apoyando a los indocumentados y la comunidad queer. Basta con seguirle en Instagram para ver su vida diaria: entre las anécdotas de Grindr o los proyectos en los que está inmerso en El Paso, Texas, nos lleva a explorar una faceta más allá de lo que los medios nos enseñan como un colectivo, como seres que se encuentran en un país que no les corresponde, Julio es el claro ejemplo de cómo la individualidad y como la realidad puede nutrir y ser un catalizador de expresas y crear un espacio seguro para que otras personas que se encuentran en el mismo lugar, enfrentando el día a día no se sientan solos. Por esto podemos ver algo que él quiere demostrar y es un claro ejemplo: los inmigrantes son asombrosos y el estar en un lugar determinado dado los eventos actuales, nos ayudan a crear y depurar las visiones del sistema que parecieran oprimir, pero nos dan la voz para expresar quien somos.

¿Cómo comenzaste en la ilustración?

He estado dibujando desde que era niño. De hecho me solía meter en problemas con mi papá porque no entendía que estuviera mucho tiempo dibujando y no jugando afuera con los otros chicos.

¿Qué te inspira?

Todo, desde las cosas horribles que nosotros como gente de color tenemos que enfrentar hasta las cosas que me traen alegría y felicidad.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Siempre llevo una libreta adonde voy. Soy afortunado de viajar alrededor del país y como siempre llego súper temprano al aeropuerto, estoy garabateando ideas ahí. Cuando algo realmente me llega, tengo que crear la pieza ahí misma y terminarla. Esa es la parte práctica de hacer ilustración digital, no necesitas un gran estudio; tu puedes crear desde donde estés siempre qué tengas buen wifi.

¿Cómo percibes la situación política actual en USA y qué importancia tiene crear arte político?

Como lo mencioné anteriormente, las cosas que me afecten informan mi arte. Estoy un poco cansado de convencer a xenofóbicos y homofóbicos de que soy un ser humano, así que realmente mi arte se apoya en mi gente. He usado mi arte para tratar de convencer otros porque los inmigrantes son asombrosos, pero la gente que no me quiere, no me querrá mañana y no puedo molestarme por ellos ya. Yo creo arte para alguien que está lidiando con esa estupidez del clima político, puedan encontrar un refugio y ver ellos mismos no como víctimas pero como badasses, tridimensionales seres humanos, que es lo que son.

Algo que me gusto de tu arte es cómo apoyas a los dreamers. ¿Puedes contarnos un poco acerca de los proyectos que has creado sobre eso?

Claro; yo no me identifico como dreamer ya. Tengo 35 años y siempre he conectado con ese término con jóvenes estudiantes y organizadores. Pero mi arte definitivamente está muy inspirado y no existiría si no fuera por esos jóvenes indocumentados organizadores que comenzaron a ser arrestados en 2010 cuando pasó el Dream Act. Para mí, esto era sobre documentar lo que estaba pasando a través del arte. Yo tengo un background en caricaturas políticas de mis días de la universidad como estudiante de periodista. Entonces supe que de esa manera, los medios nos estaban retratando pero no estaba mostrando toda la escena. Nosotros no somos esos perfectos inmigrantes valedictorians de su preparatoria o la gente que estaba robando trabajos. Esas no eran una narrativa completa. Entonces traté de hacerlo con mi arte, Ilustrando gente clave que organizaba, resaltando individuos “undocuqueer”, quienes salieron del clóset. Mi arte era una documentacion y un homenaje a esas personas que sigo llamando mis amigos.

¿Qué mensaje quieres dar con tu arte?

Que soy más que una víctima, que soy un humano complejo que no tiene que quedarse en el clóset por ser queer e indocumentado.

¿Cuál ha sido una de las cosas que la ilustración te ha dado?

Terapia. Cada cosa que he tenido que enfrentar lo he hecho con mi arte, y no puedo decirte lo terapéutico que ha sido.

¿A quién admiras?

A mucha gente. Primero mi mamá, mi hermana, mi padre, ellos han sido la gente que siempre han estado ahí para mí. Mis amigos, gente a la que no tengo que explicarle lo que tiene que ser indocumentado y tener que consolar a mi madre que no puede ir a ver a su hermano que se muere en México; esos son mis amigos que siempre me inspirarán.

¿Qué consejo les darías a las personas jóvenes que quieren seguir tus pasos?

Creo que todos encontramos nuestra pasión, en prueba y error. Recuerdo cuando mi primer major in arte lo odié, era muy caro y las historias del arte eran aburridas y blancas, entonces tuve que tomar un break de la escuela porque era indocumentado y pagando la escuela de mi bolsillo significaba saltarme semestres para ahorrar. Pero entonces descubrí caricaturas políticos y me sumergí en eso. Siempre que los jóvenes me preguntan, cómo se pueden convertir en artistas, yo les pregunto ¿qué están creando? Si tú quieres ser un escritor tienes que escribir y leer libros, si tú quieres ser una actriz debes actuar y ver otros actores, si tú quieres un fotógrafo debes de tomar fotos y ver el trabajo de otra gente. No hay otra forma de dominar tu técnica que trabajar en ella. Es como ser un atleta significa entrenar a diario.

Comentarios
Isaias Delgado
Isaias Delgado

Entrevistas, estilo y más.

También te puede interesar

Deja una respuesta