Entrevista a Sandra Contreras, dueña de Baccarat la tiendita: “Todo lo que está colgado, además de ser antiguo y único, tiene una historia, fue parte de una película, viene de una casa de moda o lo usó algún artista”

Entrevista a Sandra Contreras, dueña de Baccarat la tiendita: “Todo lo que está colgado, además de ser antiguo y único, tiene una historia, fue parte de una película, viene de una casa de moda o lo usó algún artista”

Inquieta, apasionada y por sobre todo busquilla, así podríamos definir a Sandra Contreras, la Comunicadora Audiovisual y Gestora Cultural que desde 2010 y tras quedar cesante, decidió juntar todas las prendas y accesorios que había acumulado en años de viajes y dar vida a Baccarat, la tiendita vintage, que cada fin de semana deleita a sus visitantes con diseños para todos los gustos, que forman parte de la historia de la moda y del cine.

Ubicada entre los locales de antigüedades y muebles del Persa BioBío, @baccaratlatiendita esconde en su interior un gran ropero, que si bien no nos lleva a Narnia, nos permite hacer un recorrido textil único, encontrarnos con exclusivas piezas de firmas de lujo y de producciones cinematográficas y por sobre todo, ver la evolución que ha tenido la moda a través del tiempo, empezando con el vestuario de los locos años veinte y terminando con el de los noventa.

Si bien, esta verdadera rescatista de vestuario confiesa que partió con la única idea de dejar la cesantía -a la que no estaba acostumbrada-. y generar un empleo, con los años y a raíz del público, descubrió una nueva faceta que la llevó a producir series como ‘Bim Bam Bum’, ‘Los 80’ y ‘Ecos del desierto’, así como también, se encantó con su trabajo y con la historia que hay detrás de cada prenda. “En el camino descubrí mi lado de curador, de vestuarista y comencé a apegarme a otras cosas, como por ejemplo a mi lado cultural. Empecé a especificar las telas, los tipos de cortes, las épocas de las prendas, a contar a qué casas de moda pertenecían. Fue tanto el amor que adquirí hacia mi oficio y hacia lo vintage, que quise comenzar a compartir datos y hablar de historia”, explica.

¿Qué es Baccarat la tiendita ?

Es una pequeña tiendita, que está repleta de artículos realmente vintage de distintas épocas, que fueron elegidos minuciosamente uno a uno, creando así una curatoría de vestuario. En la actualidad, es mucho más que un market place. Según la revista de viajes de lujo y estilo de vida, Condé Nast Traveller, es uno de los lugares, imperdibles, de esos que hay que conocer.

¿Cuándo y por qué nace la idea de hacer una tienda?

Nace a comienzos de 2010, cuando me quedé sin trabajo. En ese minuto decidí vender muchos vestuarios que había ido comprando afuera y que ya no usaba (casi todo vintage). Debo confesar que siempre fui consumista de cosas raras y la cesantia, fue el momento de darle una nueva vida a esos productos, así que me instalé sin pensarlo mucho.

¿Por qué en el persa BioBío?

Primero porque me pareció buena la idea de estar trabajando solo dos días en la semana (recordemos que el BioBío revive los sábados y domingos). Segundo, era un lugar que siempre me había gustado y llamado la atención, ya que iba todos los fines de semana a cachurear. Por último, la otra razón, es que el persa es un sitio muy transversal y al que va todo tipo de gente, entonces en ese sentido, lo habita un público muy diverso y perfecto para la tienda. Además, es un lugar entrete, ¿o no?

¿En qué se diferencia con otras tiendas vintage ?

Se diferencia por la ropa, por la calidad y originalidad de sus productos. Todo lo que está colgado, además de ser antiguo y único, tiene una historia, fue parte de una película, viene de una casa de moda o lo usó algún artista. Además al ser una tienda pequeña, atendida siempre por su propia dueña, es mucho más cálida.

¿Por qué existe un foco específico en ofrecer productos de marcas de lujo?

Porque esta tiendita vintage tiene por objetivo rescatar antiguas prendas pero sin la idea de seguir tendencias, sino que historia. Frente a esto, todas las firmas de lujo que yo he traído, Chanel, Louis Vuitton, Dolce & Gabbana, Dior, Ferragamo, Moschino, Manolo Blahnik, entre otros, forman parte de la historia de la moda. Y en esta historia, no he querido dejar fuera a reconocidas marcas y diseñadores chilenos como Flaño, Privilege, Cardoch, Rubén Campos y Luciano Bráncoli.

¿Qué productos podemos encontrar?

Vestuarios antiguos, desde los años 20’s hasta los 90’s. Por ejemplo, distintos pañuelos, algunos de marcas muy conocidas como Christian Dior. Todo tipo de accesorios: cinturones, aros, collares. Además vestidos de seda 100% natural, algunos clásicos, otros bordados, para el día, para la noche.

¿De dónde llegan estos productos a tu tienda?

Viajo de vez en cuando a Buenos Aires, lugar en el que viví y armé una gran colección. Recorro el norte, sur, las ferias de la zona central. Me pierdo en las tiendas de ropa americanas, los clósets de abuelitas y de productoras audiovisuales.

¿A quiénes está dirigido Baccarat?

En un comienzo era al público general, pero costó harto, ya que encontraban todo muy viejo. Luego llegaron productoras de modas, directoras de arte y vestuaristas de cine y ahí se me prendió la ampolleta y me enfoqué en ellos y en las dificultades que tenían para encontrar vestuarios. Ahora, que lo vintage está de moda, estoy direccionada nuevamente la tienda a todo público, pero dando preferencias a las producciones.

¿Cómo ha sido la recepción del chileno?

En general buena, siempre fue una tienda reconocida, fotografiada por distintas editoriales y por la gente que pasaba… Y es que supongo que ver tantas carteras volando y una trama psicodélica llama la atención.

 

¿Cuáles han sido los hitos más destacados que has conseguido con Baccarat?

Sin lugar a duda, trabajar con mis vestuarios en diversas producciones audiovisuales. Destacan entre ellas el Bim Bam Bum, Ecos del desierto, los 80, El bosque de Karadima, Ramona, Neruda, la Cacería, etc. También haber aparecido en revistas conocidas globalmente como la ya mencionada Conde Nast Traveller y la revista inglesa The Culture Trip.

 

¿Cómo llegaste a participar con Isabel Felmer en el Mercedes Benz Fashion Week?
Con Isabel pasó algo muy curioso, no lo se muy bien, pero creo que alguien le pasó el dato de mi tienda. Ella me escribió e invitó a colaborar en su desfile con parte de los accesorios vintage de la tiendita y con mi ayuda. De esta forma, a sus diseños se sumaron turbantes, prendedores, collares de perlas, guantes largos y algunas gafas de sol. Accesorios que complementaron perfectamente sus prendas, ya que su colección primavera-verano 2019 tenía mucho del sello Baccarat.

 

¿Con quién más has trabajo o qué rostros se han vestido con Baccarat?

Laura Prieto, Alicia Pedroso, Denise Rosenthal, Ricardo Barrenechea (integrante de De Saloon), a @soyladyganga, entre otros. A la que visto casi siempre es a la cantante Paz Court, con quien hemos buscado propuestas para videos, carátulas y conciertos.

¿Qué esperas conseguir con esta tienda? ¿Cuáles son tus proyecciones a futuro?

Definitivamente lo mío ha ido siempre por un lado mucho más patrimonial, pero ahora con la llegada de mi hermana, la diseñadora Francisca Contreras, estamos armando productos rediseñados, que hemos dejado en diversas tiendas de diseño independiente. A futuro espero pasar de tener una tienda que abre dos días, a una que abra toda la semana. Una en la que se potencie la utilización de estas viejas ropas, para producir otras prendas. También me gustaría tener, además de la tienda, una bodega con vestuario, en la cual le pueda dar el cuidado necesario a las prendas, para que sean ocupadas en diversas producciones.

Fotos: Baccarat.

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes

Periodista con mención en Comunicación Digital. Realizó su práctica profesional en Revista Mujer LT. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar