Cinco consejos de la fashion blogger @Petiteandtrendy para aprender a comprar ropa de segunda mano

Cinco consejos de la fashion blogger @Petiteandtrendy para aprender a comprar ropa de segunda mano

De ropa de segunda mano, usada, americana o conocida en inglés como “second hand”, son pocas las bloggers consumidoras, las que tratan el tema y además que tienen estilo. Conversamos con la venezolana Alejandra Luces @petiteandtrendy, amante de las tendencias y  creadora de DIY, quién además se identifica muy bien con la frase “el estilo no va ligado al dinero”.  En su blog petiteandtrendy.com podrás ver tips más completos y la forma más sencilla de crear DIY. 
 
Comprar ropa de segunda mano, no sólo se trata de ahorrar. ¿Sabías que la moda es la segunda industria mas contaminante del mundo? para Alejandra también es una forma de contribuir y ayudar al planeta. Ahorra, rediseña y contribuye.

Los DIY y la ropa de segunda mano son tu fuerte. ¿Desde cuándo comenzó tu interés por rediseñar la ropa? 
Siempre he sido muy creativa, pienso que lo heredé de mi mamá que ha sido amante de los DIY desde mucho antes que esto fuera algo popular. Pero mi obsesión por customizar prendas surgió luego de  descubrir Pinterest, cuando tenía unos 17 años, para mi fue como descubrir un universo entero, desde allí comencé a customizar prendas regularmente y le pedí a mi madre que me enseñara a usar su máquina de coser.
 
¿Cuál es tu razón principal por la qué compras ropa usada? 

Cuando comencé a comprar de segunda mano lo hacía como una forma de ahorrar dinero ya que por la crisis en Venezuela comprar ropa nueva era (y es) cada vez más costoso; aunque ahora viviendo en otro país más que por el tema económico lo hago por que me gusta conseguir prendas únicas que vayan con mi personalidad, esas con las que salgo a la calle y sé que nadie mas llevará una igual.
 
“Mi meta es inspirarlas a encontrar su estilo personal, a vestirse como sueñan hacerlo”.
 
Mucha gente en América Latina no se anima a comprar este tipo de ropa ¿Cómo vencer los prejuicios de la ropa usada?  

No hay ninguna razón para avergonzarse, vivimos en una sociedad altamente consumista y comprar de segunda mano es una forma importante de reciclar y ayudar al planeta ya que la industria textil produce muchísimos residuos y es por ese mismo consumismo que puedes encontrar muchísimas cosas en perfecto estado.  
Sin mencionar la cantidad de dinero que puedes ahorrarte ( incluso más del 90% del precio de la prenda) y hasta puedes conseguir cosas de mejor calidad a lo que puedes costear nuevo. 
 
¿Eres consumidora de ropa nueva?
Si, por supuesto. No todo puedes comprarlo de segunda mano, algunas prendas por lo básicas que son, llevan mucho uso y es muy difícil conseguirlas en muy buen estado.  También compro cosas que se que no conseguiré de segunda mano. Con el tiempo aprendes a saber que comprar de segunda mano y que no. 
 
A través de tu estilo ¿Qué mensaje le quieres transmitir a tus seguidoras?
Mi meta es inspirarlas a encontrar su estilo personal, a vestirse como sueñan hacerlo (pero probablemente no tienen idea como empezar) y animarlas a que disfruten y se diviertan con la moda como lo hago yo. Pero sobre todo, que tengan claro que el dinero no es un impedimento ya que no es necesario gastar un montón para lograrlo.
 
5 claves para comprar ropa usada y no morir en el intento.  
1.- Conoce tu cuerpo: debes tener claro visualmente cuál es tu talla y saber que elementos te favorecen y cuáles no, ya que cuando compras de segunda mano muchas veces no tienes donde medirte la ropa, por lo cual puedes terminar comprando algo que no te quede o que no sea nada favorecedor para tu tipo de cuerpo.
 
2.- Investiga precios: porque de otra forma como podrías  saber si vale la pena comprar algo de segunda mano si no tienes idea de ¿cuánto cuesta nuevo? 
3.- Tomate tu tiempo: para revisar absolutamente todo lo que hay, nunca sabes que puedes encontrar escondido bajo esa pila de ropa.
 
4.- Ojo clínico: es muy importante revisar muy bien esa prenda que te gustó antes de comprarla, verifica que no esté manchada, rota, descosida o si le falta algún botón. Nada peor que llevarse ese tipo de sorpresas cuando ya estás en casa.
 
5.- PACIENCIA: no te desanimes si no consigues nada que te guste, comprar de segunda mano es muy “de oportunidad” puede que vayas un día y consigas muchas cosas geniales y en otra ocasión no te lleves nada, es normal, así que Continúa intentándolo.
Comentarios
Zamanda Sicoli
Zamanda Sicoli

Periodista y locutora venezolana.

Instablogger de moda y estilo de vida @zamisicoli

También te puede interesar