Experiencias de moda: La maquilladora chilena Carola Donelo y sus estudios en Buenos Aires

Experiencias de moda: La maquilladora chilena Carola Donelo y sus estudios en Buenos Aires

“Soy Carola Donelo, tengo 35 años y recién a los 26 años descubrí el maquillaje como una forma de potenciar mi propia imagen, pero jamás pensé que me dedicaría a esto. Soy Profesora de Educación Diferencial de profesión; soy de la V región y hace 10 años me vine a Santiago a vivir porque me había ganado una beca para estudiar un Magister en Educación. Nada diría que el maquillaje también me esperaba”, nos cuenta la coach de imagen de mujeres y maquilladora, quien imparte cursos de maquillaje emocional y terapéutico. Con Carola conversamos sobre su experiencia viajando a Buenos Aires y participando en diversas especializaciones.

“En el 2011 tomé un curso de maquillaje, pero recién en el 2015 estudié Maquillaje Profesional en Fontboté en Chile y desde ahí ya nunca más paré de maquillar. Paralelamente era jefa de UTP de un colegio, del cual me enviaron a estudiar nuevamente en la Católica un Postítulo de Dirección de Empresas, y es allí cuando pienso ¿Y si tengo mi propio negocio? Pensé en mil cosas, pero no asociaba que mi pasión podría ser mi negocio. Actualmente renuncié a mi trabajo y tengo mi Centro de Estudios, donde imparto clases de Maquillaje Profesional, Maquillaje Terapéutico y Diplomado en Cejas, y veo un 2019 con más cursos.
Creo que el maquillaje es un medio, para lograr una mejor autoestima basada en la imagen personal”.
-¿Dónde estudiaste en Argentina y en qué consistían los cursos?
En la búsqueda por aprender más sobre Maquillaje empecé a averiguar dónde podía especializarme y así llegué en el 2016 a Kryolan en Buenos Aires, una de las marcas de Maquillaje más reconocida a nivel mundial. Estudie Especialización en Ojos y en Pieles, correcciones de problemáticas medianamente grave y graves a la piel y comencé a dedicarme fuertemente al Maquillaje Terapéutico Social. Y lo increíble del curso es que en uno de los módulos la profesora me solicitó que yo fuera la modelo pues tengo una mancha en mi cara, y me enamoré del cambio.
En febrero de este año, volví a Buenos Aires a estudiar en Estudio Frumbolli, Especialización en Ojos nuevamente, pues es lo más complejo y Especialización en Novias. Y en Abril de este año también volví por tercera vez a Buenos Aires, para estudiar con Claudia Éboli y Gervasio Larrivey en un Encuentro de Maquiladoras Terapéuticas. Y siempre pienso, ¿cómo puedo volver a Buenos Aires?
-Según tu experiencia, ¿cuáles son las principales diferencias entre estudiar acá y hacerlo allá?
Creo que hay varias diferencias. Acá en Chile la técnica de usar el Maquillaje para mejorar la Imagen Personal de la Mujer a nivel cotidiano, utilizándolo como Terapia es algo prácticamente inexistente. En cambio en Argentina cuando hicieron el llamado para congregar maquilladoras terapéuticas, ¡llegaron 400! Yo era la única chilena y cuando les dije que este tema era casi inexistente en Chile se sorprendían. Creo que definitivamente he ido a Argentina a estudiar varias veces porque existe más amplitud de áreas de desarrollo en términos de maquillaje. Otra diferencia es que existen academias reconocidas a nivel internacional y de ese modo tienes la posibilidad de conocer compañeras/os de diferentes partes del mundo. De hecho sigo la amistad con una chica de La Plata con quien conversamos continuamente. A pesar que a Chile llegan muchos más productos y marcas, creo que en Argentina el tema de las técnicas ha ido evolucionando mucho más rápido; creo que hay una cultura del maquillaje que lleva más años que acá.
-¿Qué conocimientos claves pudiste tomar en tu experiencia?
Creo que tomé conocimientos teóricos, prácticos y otros para la vida. Aprendí técnicas y sobre todo aprendí de mis compañeras/os de diferentes países. Mi amiga de La Plata lograba unas pieles preciosas y ella me enseñó su secreto, que era mojar la brocha ¡y genial! Aprendí a delinear muchísimo mejor y a corregir cualquier tipo de problemática por difícil que parezca. Aprendí de tendencias y colores. Pero por sobre todo aprendí sobre la autoestima de la mujer argentina y en especial de las maquilladoras argentinas, que no se amilanan con nada, hablan fuerte, si algo no lo saben lo dicen y toman sus brochas y dicen “¡ésta es mi técnica, si otro lo hace diferente bien por él!”.
-¿Cómo ves el panorama de la belleza entre ambos países?
Creo que en los últimos cinco años, Chile ha dado pasos agigantados en Maquillaje y en Belleza en general. Y poco a poco se abre al mundo y pierde el miedo. Creo que nos falta creernos el cuento, ya que todos tenemos algo que enseñar sin miedo a que el otro te juzgue. A probar y lanzarse. Argentina creo que ya tiene una consolidación en términos de conocimientos y realización de las profesiones de estas áreas, pero les falta variedad de productos por temas más bien económicos. Definitivamente creo que somos complementarios.
Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard

Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio’s Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta