Lucy and Bart: Arquitectura Corporal

Lucy and Bart: Arquitectura Corporal

Arquitectura Corporal. Bajo esta denominación se inicia una indagación del cuerpo humano como extensión de la moda, la tecnología y la naturaleza. ¿La idea? Alterar la silueta humana con estructuras o formas orgánicas a partir de volúmenes, relieves y texturas, e investigar en las diversas calidades de los materiales utilizados. De esta manera se terminan por crear seres mutantes que pueden sorprender, repugnar o perturbar al mismo tiempo.

Este es el concepto de fondo tras “Lucy And Bart”, una colaboración entre Lucy McRae (Inglesa) y Bart Hess (Holandés) que se describe como un instintivo acoso a la moda, la arquitectura, al rendimiento y a la corporalidad humana.
Lo llamativo es de donde proviene su inspiración: ambos comparten una maravillosa fascinación por la manipulación genética, el ver como el cuerpo humano puede mutar sin abandonar su piel actual y la expresión de la belleza desde puntos de vista que se alejan de los que actualmente reinan la sociedad.  Si bien son miles de mensajes los que podrían tratar de decir con esto (desde el reinado de la tecnología hasta el alejamiento del ser humano de la naturaleza y sus raíces),  no es éste el objetivo de los dos artistas: su trabajo surge de manera primitiva, sólo con intenciones de experimentar y crear ilusiones ópticas.

Lucy y Bart se conocieron en Philips Design, una agencia de diseño de índole mundial, en la primavera del año 2007, trabajando en un programa que investigaba el diseño dentro de un futuro lejano.  Todo empezó cuando dentro del marco de este programa, comenzaron a jugar con sus artículos de oficina poniéndoselos en la cara, imaginando que eran maneras futuristas de aplicar maquillaje. De ahí en adelante, cada día viernes se transformó en el día de expulsar la energía e imaginación acumulada para hacer todo lo que no se les permitió durante los días laborales.

Así, comenzó un proceso investigativo en el que se encontraron con su base principal: la negación, tanto de los parámetros normales, formas, colores e ideologías, hasta la misma morfología humana. En la traducción de esta negación a sus creaciones, el dúo de diseñadores usa materiales inesperados tales como la espuma, trozos de madera e incluso globos que crean una ilusión que distorsiona por completo el cuerpo.  No buscan razones para los materiales ni para los procesos de utilización de éstos, solo probar, imaginar y poner a prueba.

Su imagen provocativa, a menudo grotescamente hermosa, sugiere una nueva raza, un arquetipo futuro de la humanidad que existe en un mundo alternativo, visualizada en los escenarios que permiten que el cuerpo humano funcione como una conexión íntima con el mundo material.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta