¿Cómo ha cambiado el consumo de moda desde el año 2000?

¿Cómo ha cambiado el consumo de moda desde el año 2000?

La industria de la moda ha evolucionado de manera significativa, particularmente en los últimos 20 años. El comienzo del siglo XXI ha sido bueno para la industria gracias a la disminución de los costos, las operaciones optimizadas y el aumento del gasto de los consumidores. La producción de prendas de vestir se duplicó entre 2000 y 2014 y la cantidad de prendas adquiridas cada año por el consumidor promedio aumentó en un 60 por ciento. Fast Fashion es un segmento muy importante en la actualidad, ya que se comprimen los ciclos de producción y entregan diseños modernos llenos de tendencias, estas empresas han permitido a los compradores no sólo ampliar sus armarios, sino también actualizarlos rápidamente y desechar lo que dejó de estar in.

Sin embargo, Fast Fashion ahora es un negocio grande alimentado por un sistema de producción fragmentado y relativamente de baja tecnología. Este sistema tiene efectos ambientales de gran envergadura: por lo general, la fabricación de ropa requiere el uso de mucha agua y productos químicos y la emisión de cantidades significativas de gases de efecto invernadero.

Sabemos que la producción de prendas de vestir en todo el mundo se ha duplicado desde 2000; lo que conlleva a una industria cambiante constantemente, es aquí donde radica la moda rápida.  A nivel mundial, la gran mayoría de las prendas descartadas terminan en vertederos o se incineran, actualmente solo se recoge el 20% para su reutilización o reciclaje.

The Pulse Report entregó datos sobre este tema y afirman que si el PIB continúa creciendo “el consumo general de indumentaria aumentará en un 63%, de 62 millones de toneladas hoy a 102 millones de toneladas en 2030; un equivalente a más de 500 mil millones de poleras.”

Una prenda de vestir promedio dura 3.3 años antes de ser descartada, esto más la duplicación del consumo de indumentaria equivaldría a una carga enorme para el planeta. “La forma en que nos vestimos ahora no tiene nada que ver con el comportamiento de las generaciones anteriores, donde una prenda se podría usar durante décadas”, explica Lucy Siegle en The Guardian.

La velocidad y la incrementación de prendas desde el 2000 han creado un desorden en la naturaleza, ya que esta no puede soportar este crecimiento constante.

 

Fotos: Pinterest, The Guardian, Future Learn

 

 

 

Comentarios
Gabriela Ospino
Gabriela Ospino

Periodista, makeup artist y co-creadora de Spoiler Alert, el podcast y blog para los fanáticos del cine, los libros y la tv, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta