El trabajo de Philippe Venet, el viudo de Hubert de Givenchy

El trabajo de Philippe Venet, el viudo de Hubert de Givenchy

Fueron más de sesenta años de relación, donde el amor y el diseño se entrecruzaron con gracia, ternura y compañía. Hubert de Givenchy, el diseñador más elegante de todos, conoció a principios de los años ’50 a Philippe Venet, también un joven diseñador, en los talleres de Balenciaga. Allí, comenzaron una longeva relación que los vio separarse solo cuando el propio Venet anunció que Givenchy falleció mientras dormía hace unos días, a la edad de 92 años.

Pero, ¿quién es Venet? Seguramente su nombre les suena, pues también ha estado presente a través de la moda durante estas décadas. Primero fue sastre de la propia casa de Givenchy, lanzando su marca en los años ’60 y organizando pasarelas a la par con su pareja. Luego, como nombre en la etiqueta tras una exitosa producción de perfumes, la que pudo encontrarse en distintos lugares durante los años ’80 y ’90. Pero al mismo tiempo que Givenchy, Venet decidió retirarse de la moda y dejar de lado los vestidos y lentejuelas, para centrarse en una vida acompañado por su gran amor.

El estilo de Philippe Venet a través de sus propuestas era más que nada perfilado a trajes de noche, con algunos giros coloridos o marcados a través de la tela. Sus vestidos no fueron llevados por una musa tan famosa como Audrey Hepburn, pero si formaron parte de editoriales y reportajes de revistas de moda como L’Officiel, donde se destacaron por su versatilidad; materiales originales, bordados tradicionales, colorido asiático y más eran parte de su propuesta, una que cesó en los ’90 y que hoy vuelve a hacer noticia ante la muerte de su eterna pareja.

Fotos: Zimbio, LOfficiel, Europeana.

Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard

Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio’s Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta