Presentamos a la nueva marca chilena El Reformador, creada por Sebastián Briceño

Presentamos a la nueva marca chilena El Reformador, creada por Sebastián Briceño

Son varios los diseñadores chilenos que se han aventurado el último tiempo a mostrar sus trabajos y crear estilos y propuestas que marquen su presencia en el país. El Reformador es una de las últimas marcas en aparecer y debutar aquí en VisteLaCalle, de la mano del diseñador Sebastián Briceño, quien luego de estudiar la carrera por varios años decidió lanzar su primera colección develando los detalles que esconden su proceso.

COLECCIÓN Y ESTILISMO.

“El fast fashion ha sintetizado al máximo los procesos productivos, haciendo moda desechable que se alimenta de una imagen superficial y aspiracional dando lugar a tendencias estructuradas y determinadas. Todo ello genera en el público la necesidad de pertenecer a estas estructuras, simulando una imagen y estilos de vida plásticos sin un sentido ideológico. Síndrome artificio es la evidencia de dicha realidad de la moda en sociedad. Se expresa mediante una paleta de color “plástica”, la cual se complementa en armonías monocromáticas y análogas, las cuales “simulan” profundidad sobre los distintos cortes. También está presente el uso excesivo de cinta al sesgo segmentando y delineando las diferentes piezas. El estampado Vichy toma protagonismo a través de su connotación “naif”, como también lo es el estilismo inspirado en la década de los sesenta con un aspecto juvenil y aniñado. Esto se complementa con elementos estilísticos del pop art concretando un lenguaje satírico e irónico”.

IDENTIDAD.

El Reformador es una marca que se adapta a las nuevas necesidades de la industria, ofreciendo un producto más amigable para el medio ambiente, caracterizándose por poseer un estilo con carácter, personalidad fuerte y avasalladora, utilizando el color como un importante agente rupturista en contraposición a la clásica propuesta del negro. La marca se arraiga a estilos como el Punk de los setenta, el Dadaísmo, el Surrealismo, el Pop Art y el Op art, dirigido a un público urbano que se nutre de la vanguardia estética.

EL FUTURO.

Los planes de EL REFORMADOR, en primera instancia, son consolidarse como marca nacional, generando redes y alianzas colaborativas con distintas marcas para así conseguir un espectro más amplio de recepción para el público y fomentar nuevas plataformas que permitan experimentar la moda desde una perspectiva diseñada para el arte del vestir. Desarrollar el concepto de marca arraigada a la experiencia del usuario, enfrentándose a la moda de una manera creativa y artística.

DIFERENCIAS PROPIAS.

El Reformador es una marca de indumentaria que trabaja a partir de ropaje en estado de obsolescencia; ésta a su vez, desarrolla  tipologías “deconstruidas” a partir de prendas, las cuales son replicables de manera seriada. Este proceso de producción toma valor y diferenciación ya que logra combinar las características de un producto en serie con uno de carácter exclusivo. Cuando se  trabaja con tipologías de vestuario en desuso da hincapié a mantener una línea constante de innovación; desde la construcción de un vestido a partir de una camisa reciclada, reproduciéndola en serie y diferenciándose en diversos factores como la caída, textura, materialidad y color desigual, ya que todas las camisas originalmente son distintas entre sí.

 

 

 

Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard

Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio’s Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta