Entrevista a Luis Pino, ganador del Triumph Inspiration Award

Entrevista a Luis Pino, ganador del Triumph Inspiration Award

Luis Pino es estudiante de segundo año de Diseño de Vestuario de la UDLA, y a pesar de su corta edad y de estar recién en sus primeros años de formación, ya cuenta a su haber con el primer lugar del Triumph Inspiration Award, concurso que le permitirá representar a Chile en Shangai en la versión internacional de este certamen de diseño. El Triumph Inspiration Award es un concurso de diseño que convoca anualmente a estudiantes de todas partes del mundo a crear una pieza de lencería inspirada en un concepto dado. Este año, el concepto fue “Dragones y Mariposas” y a juicio de jurado, Luis fue quien mejor representó esa idea. Los invitamos a conocer más de este joven talento.

Según sabemos tuviste algunos problemas al querer estudiar Diseño de Vestuario. Cuéntanos sobre eso

Ya en en colegio sabía que lo que quería estudiar era Diseño de Vestuario, pero mis padres por los prejuicios y el díficil campo laboral que rondan a esto, no querían que estudiara este tipo de diseño específico. Por ello al salir del colegio, me matriculé en Diseño de Muebles y Objetos en UDLA, por darle el gusto a mis padres. Ya dentro de la universidad me di cuenta de que verdaderamente lo que quería era vestuario y con ayuda de algunos profesores como Gabriela Olivares, que incentivaron a cambiarme, el segundo semestre del primer año me cambié a escondidas de mis padres. Les dije la verdad a finales del 2011, pero al explicarles y demostrarles lo que me gustaba me apoyaron un poco más.

Dentro del concepto “Dragones y Mariposas” del concurso, ¿en qué te inspiraste específicamente para crear el diseño ganador?

Desde que supe que el concepto a trabajar en el concurso sería “Dragones y Mariposas”, comencé a estudiar estos dos seres y cómo sus características los hacían una clara representación del hombre y la mujer. Fue así como llegué a la leyenda del Ying y el Yang, que se representaban en las escamas. Finalmente, me imaginé cómo estos dos seres tan estructurados y tan simbólicos se podían seducir el uno al otro. Traté, a través de la textura de las escamas del dragón y la suavidad de las alas de la mariposa, de lograr lo que era mi concepto.

¿Qué esperas del concurso internacional?

Todavía no asimilo nada de lo que ha pasado. No creó la tremenda responsabilidad de ir a representar a Chile en Shanghai. Poder conocer una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, donde se vive el diseño en todos sus rincones. Creo que será una gran oportunidad para aprender cómo se ve el Diseño de Vestuario en otros países, cómo ellos desarrollan sus conceptos y la construcción de toda una línea.

Principalmente lo que voy a hacer es adquirir aprendizaje de los distintos ámbitos del diseño

Recién estás en segundo año de diseño y ya ganaste un importante concurso, ¿cómo te proyectas a futuro?

Bueno estoy en segundo año y ha sido muy provechoso el aprendizaje que he tenido, aparte sacarle provecho al conocimiento y experiencias de mis profesores. El ganar TIA, fue algo que nunca imaginé, siempre dije que me sentiría satisfecho de ver mi trabajo en la pasarela, pero llegar a estar en el primer lugar, fue una tremenda sorpresa.

Al mirar al futuro, me proyecto estudiando, poder sacar mi carrera y tratar de poner en práctica lo que me han enseñado. Pero principalmente quiero seguir estudiando una vez al terminar la carrera, porque creo que nunca se termina de aprender sobre todo en este rubro.

Estás en una escuela de diseño relativamente nueva, ¿qué papel jugaron tus profesores en incentivarte en todo este proceso?

Sí, es una nueva escuela que ha ido adquiriendo conocimientos de los distintos profesores que se han ido incluyendo. En este proyecto los docentes jugaron un papel fundamental para quienes concursamos, ya que ellos fueron nuestro principal apoyo. Los profesores que nos guiaron fueron principalmente Paulo Méndez y Karina Vukovic, ayudándonos con correcciones, organizando reuniones, etc. Esto es también gracias a la ayuda de Gabriela Olivares y Carlos Núñez, ayudándonos con sugerencias y conocimientos en el proceso. Además del apoyo de Jaime Ramírez y  del director de la escuela Juan Pablo Fuentes y los demás profesores.

Creo que este triunfo fue de la escuela, el trabajo en equipo que se hace para cada proyecto que se propone, hasta lograr un resultado muy pulcro tanto en el concepto como en la construcción.

Además, mis compañeros y amigos fueron fundamentales en apoyarme durante todo este proceso.

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta