Edith “Little Edie” Bouvier Beale y el escándalo de Grey Gardens

Edith “Little Edie” Bouvier Beale y el escándalo de Grey Gardens

En 1971, la prensa estadounidense descubrió una gran historia que marcaría los tabloides esa temporada: dos excéntricas parientes de Jackie O. vivían en la indigencia, en las ruinas en una mansión de los Hampton rodeadas de gatos. Fue en esa época cuando se conoció el escándalo de “Grey Gardens”. 

Edith Bouvier Beale, mejor conocida como Little Edie, nació en 1917 en el seno de una acomodada familia de la costa Este. La boda de sus padres se celebró en la catedral de San Patricio de Nueva York y a principios de la década de los ’20, compraron una mansión de 28 habitaciones junto a la playa de Georgica en East Hampton. Allí creció junto a sus hermanos y las ostentosidades de su madre. La belleza y el singular estilo de Edith, le valió un lugar destacado en las crónicas de sociedad durante la adolescencia.

Pero fue a los 60 años cuando se hizo famosa con el descubrimiento de su forma de vivir. Los titulares de la prensa en esa época las llamaron como “¿princesas convertidas en indigentes?”. Había nacido un mito cuya aura de misterio no ha dejado de crecer. Varias generaciones de diseñadores, estilistas, cineastas, dramaturgos y escritores se han rendido ante la fuerza de las protagonistas de este relato gótico.

Quizás fue el sentido de estilo de Little Edie  que respondía a la necesidad de ser creativa, lo que hace que sea un icono de moda. Ella confeccionaba sus atuendos con lo que tenía a mano y se cambiaba unas 12 veces al día. Nunca renunció a ponerse faldas, aunque le quedaran pequeñas, simplemente se las colocaba al revés, con el bajo a la cintura. Se fabricaba turbantes con jerséis, rebecas y toallas que adornaba con un lustroso broche de bisutería.

En enero de 1972, en medio de un jardín desmarañado y salvaje, Little Edie posaba vestida con un largo abrigo de visón, una falda roja y un pañuelo cubriendo su cabeza. Aquella portada de New York Magazine desvelaba la historia de Big Edie y Little Edie, madre e hija.

Las Beale fueron pioneras de la mezcla, la improvisación y el vintage. Desde Marc Jacobs, quien bautizó uno de sus bolsos como Little Edie Bag, hasta Philip Lim, quien les dedicó una de sus colecciones, la lista de diseñadores que se declaran deudores de su estilo incluye a John Galliano, John Bartlett, Calvin Klein o Peter Som. El cantante Rufus Wainwright también les dedicó una canción.

Fotos: El País, Vanity Fair

Comentarios
Amelie
Amelie

Tendencias, actualidad, historia y más.

También te puede interesar

Deja una respuesta