El encanto atemporal de la serie Freaks & Geeks

El encanto atemporal de la serie Freaks & Geeks

Bastó solo una temporada para convertirse para siempre en un clásico, aun cuando la temática del show no haya sido tan original. A diferencia de otras series que también se desarrollaron en la época escolar, Freaks & Geeks (1999) parecía salir del corazón de sus creadores y propias experiencias, lo que se trasladó a situaciones muy cercanas a la realidad, que a pesar de transcurrir a principios de los años ’80, pueden intercalarse en cualquier contexto.

La serie tenía como protagonista a Lindsay Weir, una estudiante que a pesar de tener las mejores notas de su colegio, parecía llegar a una etapa de cuestionamiento sobre su propia personalidad e intereses. Así, llega a juntarse con un grupo de amigos mucho más descuidado académicamente, cuyos intereses iban por la música de Rush, el metal y la marihuana. Por otra parte, el hermano de Lindsay, Sam, aparecía junto a sus dos inseparables amigos siendo calificados por siempre como nerds por su buena conducta y gustos, pese a que siempre buscaban ser algo más.

La serie y sus actores se transformaron además, en estrellas: James Franco, Seth Rogen, Jason Segel aun siguen protagonizando las aventuras del creador de la serie, Judd Apatow. Linda Cardellini luego fue una de las doctoras de E.R., Busy Philips siguió en Dawson’s Creek y otros como Shia Le Beouf, Lizzy Caplan y Jason Schwartzmann también hicieron apariciones en plena adolescencia. Ya sea por la música, el estilo de cada uno, la nostalgia y las historias, Freaks & Geeks aun se mantiene intachable, logrando conquistar a cualquiera que haga maratón de su única temporada a través de Netflix.


Fotos: EW, Vanity Fair.

Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard
Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio's Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta