Aquellos tiempos: Catálogo Victoria’s Secret de 1979

Aquellos tiempos: Catálogo Victoria’s Secret de 1979

 

Las modelos Victoria’s Secret son un tema en sí mismas: mujeres con cuerpos envidiables, increíblemente sensuales y maravillosamente deslumbrantes con las diminutas prendas de ropa interior que la reconocida marca les entrega para desfilar. Pero no siempre ha sido así. Si bien siempre han sido mujeres hermosas posando su provocadora y deseable ropa interior, el canon ha ido cambiando a lo largo de los años y eso no es difícil de notar para ni uno de nosotros.

Así, estas bellas hadas de la moda llevan muchísimo tiempo dando de qué hablar, pero quizás nuestro registro visual no abarca todos los tiempos.

Al parecer la moda de las “mujeres delgadas” no es algo que ocurre solo hoy por hoy, más aún cuando se trata de mujeres que exponen sus cuerpos en la fotografía de moda. Victoria’s Secret se ha encargado de presentar un patrón: mujeres perfectas, preciosas, casi angelicales unidas en una sola fotografía, llenar de esencia femenina la imagen, y hacer el producto irresistible a la vista.

Hoy traemos este catálogo de Victoria’s Secret de 1979, donde podemos ver escenarios simples, casi podemos reconocer una casa de la época, con decoración de la época, y un estilo de fotografía mucho más simplista que el actual, tanto en puesta en escena como en efectos de edición. Por esto, hay algo que debemos reconocer, el Photoshop es sin duda un gran amigo de las actuales modelos, su mano derecha quizás, y claramente hacia 1979 la posibilidad de hacer el uso desmedido que hoy se hace de este recurso computacional no era cosa de todos los días, es por eso que en el catálogo de Victoria´s Secret de 1979 aún podemos ver cuerpos reales, los primeros indicios quizás de la sensualidad femenina puesta en escena.

El cambio es notorio, hoy vemos el cabello perfectamente peinado pretendiendo parecer desordenado, pero a la perfección, en aquel antaño tenemos la infaltable permanente desarreglada con los recogidos propios de Dinastía.

Las posturas también han cambiado: actitudes rectas y señoriales, elegancia y despojo a diferencia de las poses más encorvadas de la actualidad.

Finalmente no queda más que comparar, ver como era antes, como era ahora, que ha cambiado en los cuerpos de estas mujeres e incluso en la propuesta de la marca, que en esos momentos empezaba su despegue y hoy se encuentra en lo más alto del cielo.

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta