Antes de Means Girls, el estilo de los ’90 lo dictaban las chicas de Jawbreaker

Antes de Means Girls, el estilo de los ’90 lo dictaban las chicas de Jawbreaker

Si lo tuyo son las películas de chicas malas de secundaria, en especial las de los noventa, entonces viste Jawbreaker. Estrenada en 1999, post-Heathers y Pre-Mean Girls, tenía un reparto que incluía a Rose McGowan, Rebecca Gayheart, Julie Benz y Judy Greer y estaba ambientada en una escuela secundaria que involucra el asesinato de una reina de baile. Es una comedia absolutamente negra y que se ha vuelto una película de culto. Acá todo lo cliché aplica, los estudiantes de teatro son molestos, los nerd son losers, las populares mandan en la escuela y tienen un estilo excepcional.

En la secundaria de fantasía, Jawbreaker tenía moda extraordinaria. Los trajes de la película definieron el estilo del largometraje: faldas cortas, tacones, prendas provocativas, con colores vivos y chillones, crop tops y jeans cortos, el maquillaje combina a la perfección con el vestuario pues usaron colores saturados sobre todo en labiales y sombras.

Como uno de sus principales recursos, la moda acompañó cada escena al más puro estilo noventero con rasgos futuristas. Las protagonistas tienen su particularidad: Courtney (Rose McGowan) quien habla rápido, no habría sido tan siniestra si su guardarropa no combinara los tonos rosa oscuro y bufandas en el cuello. La persona más amable del grupo Julie (Rebecca Gayheart), parecía tener conciencia, gracias a su cardigan azul pastel. Marcie (Julie Benz) era una secuaz y copia pirata de Courtney, quien en sus atuendos reflejaban la desesperación y parecía antinatural; uno de sus accesorios más recordados en un collar de placa de identificación donde se leía “Foxy”.

Por supuesto, estaba Fern Mayo (Judy Greer), la impopular chica que vestía prendas sueltas y voluminosas en colores oscuros, su pálido vestuario se transformó cuando se convirtió en la más popular con mucho glam, demasiado PVC y brillo. Sin duda alguna, la mejor parte de esta película son los trajes, que a diferencia de otros armarios de muchos largometrajes ambientados en la secundaria, jugó con el cliché adolescente en todo momento.

Fotos: Vogue, Pinterest, Tumblr.

Comentarios
Gabriela Ospino
Gabriela Ospino

También te puede interesar

Deja una respuesta