Kim Gordon, la diseñadora

Kim Gordon, la diseñadora

En el mundo de las colaboraciones entre músicos, actores y marcas de moda, hay todo un universo que explorar. Desde la famosa línea propia que lanzó al estrellato de los diseñadores a Mary Kate y Ashley Olsen (The Row/Elizabeth and James), hasta la colaboración que se agotó en cada pieza de Kate Moss con Topshop. Sin embargo, el rock más alternativo también tiene su lugar entre las marcas; en los ’90, Kim Gordon, bajista de Sonic Youth, aprovechó de lanzar una línea de ropa propia llamada X-Girl, la que tuvo como rostros de la campaña a sus amigas Chloe Sevigny y Sofia Coppola, quien por ese entonces aparecía en diferentes editoriales de revistas, como la que protagonizó junto a su entonces novio Anthony Kiedis. X-Girl era una firma decidida a vestir a las chicas que amaban la ropa más urbana, con tendencias skater y llenas de vestidos cortos y camisas. Hoy, Kim Gordon intenta nuevamente aparecer en la moda con una colaboración formada junto a la marca Surface to Air, anunciada a fines de febrero.

Luego de lanzar X-Girl, Gordon anunció que colaboraría con otra tienda famosa para idear su propia línea de ropa, que en este caso se tradujo en un abrigo llamado “The Hardy jacket”. Inspirada en sus cantantes favoritas, que tienen a la francesa Françoise Hardy al centro, Gordon ideó la venta de la prenda de lana a través de una marca llamada Mirror-Dash, que se vende en la tienda Urban Outfitters, y que lleva el nombre del proyecto paralelo creado con su ex esposo, Thurston Moore. Una de las mejores amigas del fallecido Kurt Cobain, es ahora la diseñadora de una cápsula en colaboración con la marca Surface to Air, liderada por Jérémy Rozan, quien siempre expresó admiración por Gordon.

Aunque su coqueteo con la moda está lejos de terminar, la artista expresó que aun no desea lanzar una marca propia, y que está abierta a las colaboraciones. Su rol en la moda ha estado siempre presente, desde que comenzó a tocar en shows de Marc Jacobs en la época de Perry Ellis o al llevar los delicados vestidos de Rodarte en revistas como I-D o exhibiciones como la de París del año pasado. Sin embargo, con esta colaboración más grande para Surface to Air, ha confirmado que sus estudios de arte previos a su transformación en músico de Sonic Youth aún repercuten en su carrera.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta