Entrevista a Club Particular, la marca chilena destacada a nivel internacional

Entrevista a Club Particular, la marca chilena destacada a nivel internacional

Fotos: Esteban Vargas, Maquillaje: Nikki Ossandón.

Descubrir estilos distintos, nuevos talentos y aplaudir cuando alguna marca alcanza hitos importantes, forma parte de la base de VisteLaCalle. Por ello, cuando supimos que Club Particular había sido destacada por el famoso sitio web High Snobiety como una de las 10 marcas a tener en cuenta hacia fines de abril, obviamente debíamos saber más acerca de sus creadores. Hablamos con Leo y Pablo, quienes nos cuentan sobre el proyecto y la identidad que mantienen a través de su natal Puente Alto.

-Cuéntennos cómo nació Club Particular, quiénes componen la marca y cuáles son sus roles.

(Leo): Primero nos hicimos amigos y luego formamos una marca. Nos conocimos a través de Internet, pero en Puente Alto vivimos a menos de cinco minutos, en la Villa La Foresta. Por lo mismo, ya conocíamos a nuestros vecinos, los mismos personajes e historias del barrio y los dos habíamos pasado toda la vida ahí, así que Puente Alto era un tema en común del que hablábamos mucho. Luego a Pablo lo despidieron de un trabajo que odiaba en PWC y yo estaba luchando entre muchos problemas económicos. La narrativa del éxito profesional y el “hacer carrera” en una empresa se nos hacía algo difícil de creer en ese momento, y preferimos apostar por algo que disfrutáramos hacer, donde nuestro trabajo se convirtiera, además de dinero, en realización personal.

(Pablo): Hasta ahora la empresa somos los dos: yo desempeño el área comercial y Leo el diseño, pero trabajamos todo el tiempo en conjunto y todas las decisiones pasan por largas conversaciones sobre nuestras visiones y cómo trabajarlas bajo el concepto de la marca. Creemos que estas visiones se reflejan tanto en el diseño como en la forma de funcionar de nuestro negocio.

-¿Qué significó para ustedes formar una marca de ropa con una identidad marcada por Puente Alto, además alejada de los típicos polos de la moda que vemos hoy en día?

Para nosotros representa un homenaje a la ciudad donde crecimos y a los primeros años del 2000, donde formamos nuestra personalidad, estética y cultura. Trabajamos nuestra marca con un acercamiento más conceptual, donde no celebramos de forma vacía a Puente Alto, sino que reconocemos nuestras experiencias ahí y cómo se relacionan con la historia de la ciudad, buscamos plasmar la actitud que tiene la comuna en nuestros diseños y en la identidad de la marca. Tenemos conciencia de la marginalidad, pero al mismo tiempo nuestros referentes vienen del arte, la Alta Costura, el diseño industrial, el cine y la literatura, entonces ser un producto de esa mezcla de alta y baja cultura nos deja en un lugar no muy convencional para la moda en Chile, con libertad de diseñar alejado de las expectativas y las tendencias.

-¿Cuál dirían ustedes que ha sido el público que más ha acogido el estilo de Club Particular? ¿Qué tipo de prendas, por ejemplo, son las más populares?

Nos propusimos vestir a gente que considerábamos interesante y hemos sido bien acogidos por los jóvenes que son seguidores del streetwear extranjero, pero también buscan un equilibrio donde construir su estilo con detalles únicos e identidad local. Entendemos su búsqueda y ellos entienden nuestro aporte en construir una nueva identidad urbana chilena. Por ejemplo, las escritoras Paulina Flores y Romina Reyes nos tienen dentro de sus marcas favoritas y su estilo nos encanta, su literatura es sólida y han tomado por sorpresa el panorama literario latino con cero atajos. Pero al mismo tiempo, son nuestras amigas y su apoyo ha sido fundamental. También colaboramos con Violeta Castillo en el video musical de “Bajo la lluvia”; su propuesta nos suena a lo que buscamos lograr con la ropa. En el fondo, la idea siempre ha sido acercarnos desde nuestra admiración genuina a jóvenes que se destacan en lo suyo por su talento y trabajan sin parar.

También, ser reconocidos por Marlen Olviari en sus redes sociales fue algo más cercano a cuando a Kim Kardashian le regalan cosas y eso tiene su propia influencia en el valor de Club Particular en Internet. Nuestros productos más populares son los dad caps, que son gorros con visera con una forma muy clásica, -el nombre viene del tipo de gorro que utilizaría un papá-, y las poleras de piqué, algunos polerones que ya se encuentran agotados, todos con bordados y nuestra iconografía.

-Vivimos en una era marcada por el athleisure o street wear. ¿Cuál sería la clave de diferenciación de la marca para desmarcarse del resto de las propuestas que van en una línea similar?

Club Particular no está ligado específicamente a un estilo musical o un producto, sino a poner a Puente alto en el mapa y con eso a los jóvenes que representa y su identidad. Esa búsqueda es nuestro ethos. El athleisure o el streetwear por si mismos no son una cultura, sino modelos de negocios, nosotros estamos trabajando para alcanzar los estándares internacionales de ese modelo y jugamos con esas reglas, pero buscamos una conexión mucho más profunda entre las personas y nuestro trabajo. Una conexión que venimos trabajando desde que entregábamos nuestros productos en estaciones de metro e íbamos a ferias de diseño. Creemos que este espíritu “Do it yourself” mezclado con cierta opulencia se transmite con claridad y por lo mismo se desmarca tanto del streetwear en general como de la moda chilena.

-¿Qué significó para ustedes aparecer en High Snobiety y cuál fue la reacción inicial al saber que fueron destacados?

Casi vamos a Plaza Italia a celebrar. Nosotros somos seguidores del sitio hace años, es un referente para nosotros, su concepto y su manejo de redes sociales es impecable y cuando destacan marcas se nota que hacen una curatoría dedicada, entonces fue una luz verde súper significativa para nosotros saber que entendieron la marca y además destacaron nuestra atención al detalle y nuestras ideas. Es una señal de que estás haciendo las cosas bien y que sólo tienes que continuar.

-Si hablamos de inspiración, casi siempre la respuesta viene de la mano de “todo puede inspirarnos”. Sin embargo, ¿cuáles son los tópicos sociales o estéticos que marcan su inspiración al diseñar las prendas?

Nos inspiramos en nuestra generación post dictadura, el trabajo, los deberes y sus uniformes (y cómo podemos pervertir esas ideas), Internet, las drogas, la amistad. Y un acercamiento más frío y distante a la cultura latinoamericana. La vida en Chile puede ser “difícil”, pero nosotros buscamos crear una especie de armadura con la que salir a la calle. Es una generación muy fuerte también, el territorio tiene que formar carácter de alguna manera y si logramos recordárselo a los jóvenes con nuestra marca, nos damos por pagados. Pero a nivel estético, también hay una influencia del mundo más onírico de la Alta Costura, la obsesión por crear cosas que no se habían inventado y traducir conceptos artísticos en calces y cortes. La búsqueda por generar una conexión emocional a través del trabajo.

-Si pudieran vestir a cualquier famoso del mundo y la historia, ¿quién sería y por qué?

A Stella Diaz Varín. Una poeta chilena de la generación del ‘50 brutal. Amiga de Allen Gingsberg, la primera punk de Chile, rabiosa y alcohólica, se agarraba a combos con los poetas de igual a igual, transmitía una conexión con la calle muy sólida y de sobreviviente. Su estampa casi aterradora la mezclaba con un estilo increíble. Y de estar viva, se habría encontrado con este punto de inflexión en la moda chilena donde ya no sólo se trata de vestir a la clase alta imitando tendencias extranjeras sino construir una propuesta interesante como lo son la literatura, o la música en Chile. También es posible que hubiera odiado todo nuestro concepto, pero habría valido la pena intentarlo.

-¿Dónde podemos encontrar las prendas de Club Particular?

Enviamos a todo Chile, a través del formato tienda de la página de Facebook al que le hemos sacado todo el provecho posible antes de estrenar tienda online. Y hace poco abrimos una tienda/showroom en Recoleta con unos amigos también diseñadores llamada Purga, es una sala dentro de una casa con talleres para artistas y un taller de enmarcación, así que el ambiente es más artístico y nosotros generamos un buen contraste ahí. Está en Antonia Lopez de Bello 92, Sala 8.

-¿Cuáles son los planes de la marca en un futuro cercano?

Continuar trabajando como ahora, abrir una tienda online, poder traducir el espíritu de la marca a otros objetos y prendas de otros con los que colaborar. Tenemos varias ideas en carpeta y disfrutamos ser dueños de nuestro tiempo para realizarlas, en eso le tenemos que agradecer a todos los que nos apoyan. Lo único que tenemos realmente claro es que detenernos para mirar los resultados no está en los planes todavía.

Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard
Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio's Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta