(Entre paréntesis): La ruta del vintage en Buenos Aires – Cualquier Verdura

(Entre paréntesis): La ruta del vintage en Buenos Aires – Cualquier Verdura

Esta semana recorrí el notable Barrio de San Telmo donde aquello que configura y estructura el lugar, sin duda alguna, es el gusto y respeto por vestigios objetuales en todas las escalas posibles de lo que nos precede. A través de su estrechez espacial, que de cuando en vez se abre ante una fachada o una plaza, el barrio completo es “una experiencia del encontrar” entre su arquitectura, el programa de barrio mezclado con comercio nuevo y su mercado, que nos muestra qué come, leyó, vistió y vivió la cultura trasandina bonaerense. En el trayecto aparece este peculiar y curioso nombre como parte del recorrido de nuevos lugares (y escondidos también, debido a la forma de la trama urbana), guiado por mi amigo Tomás: la tienda “Cualquier Verdura”. De inmediato se generan las ganas de llegar para develar de qué se trata aquello.

Llegamos a la calle Humberto Primo 517, casi esquina Bolívar, donde la fachada con interesantes escaparates nos reciben, pero el interior fue lo que resultó aun más sorprendente. Es una casa remodelada en su totalidad por los hermanos Violeta y Esteban Brenman, diseñadora industrial de la UBA y empresario respectivamente, quienes la encontraron en estado deplorable hace poco más de seis años y medio aproximadamente. Luego de terminar los trabajos de recuperación nace la idea de la tienda, que en su origen se pensó como un espacio en el cual los objetos usados, cuidadosamente escogidos, estarían en cajas de verduras y podrían adquirirse por kilo (de ahí el particular nombre del sitio). A continuación y al llegar los “hallazgos”, Violeta me cuenta, es que éstos fueron encontrando sus respectivos lugares en pro de un orden, determinados por el uso programático de la casa: esto condicionó que hoy en la cocina, por ejemplo, solo encontremos elementos vinculados a ese modo-ritmo del habitar.

Recorrerla es extraordinario, pues el modo de disposición de los objetos le canta, absolutamente, al uso de cada uno de los hitos seleccionados. Y sí, hitos digo, pues cada pieza expuesta dan ganas de insertarla en el cotidiano por su “belleza graciosa que remonta a algo” (y que tanto nos re-mueve). Desde el acceso donde están los vinilos y juguetes, pasando por el dormitorio con lámparas, espejos, relojes y vestuario; hasta el living – comedor perfectamente dispuesto para la cena y sus dos patios de luz, la cocina y, como no, la espacialidad más íntima de la casa: el baño; lleno de jabones, peines y botellitas de múltiples formas pertenecientes a antiguas lociones.

Una tienda que se configura del mismo modo que el barrio: a través de un descubrir constante que entusiasma y motiva a continuar el recorrido. Nada más se pueden agradecer sitios como éste, donde solo el adquirir no existe, sino el intercambiar algo más: una experiencia de vida. De otro tiempo, claro.

Más información en los siguientes links:

http://www.cualquierverdura.com.ar/

http://www.facebook.com/pages/Cualquier-Verdura/19263985821?sk=info

Abierto de Jueves a Domingo de 12.00 a 20.00 hrs.

Precios desde $1.000 a $400.000 pesos chilenos.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta