No entiendo (el estilo de)

No entiendo (el estilo de)

Estilistas, asesores de imagen, peluqueros, toda la plata del mundo…Nada les sirve a estas mujeres para salir, de una vez por todas, de las listas de peores vestidas. Con ésto no nos referimos a aquellas que de vez en cuando se les pasa la mano con los brillos o con el maquillaje, acá hablamos de errores consistentes repetidos a través del tiempo.


En éstos tres casos acepto que, al menos, hay una búsqueda por imponer nuevas modas y estilos (un gran plus, en estos tiempos en que los asesores uniforman a tal grado que podemos revisar infinidad de famosas y famosillas con el mismo vestido), pero eso no evita los fiascos que tienen como resultado: Tenidas desatinadas, ultra-producidas, ultra-pensadas y carísimas que, simplemente, no se entienden.

Rihanna
Me pasa cada vez que veo una foto de ella. Y como está tan de moda, y sufre de escándalos tan terribles de vez en cuando (como éste), sus fotos están en absolutamente todos lados. Se ve que le preocupa el tema, que se compra un montón de ropa, que gran parte de su día se le debe ir en pensar en que se va a poner. Pero nunca (bueno, siendo justa, digamos que casi nunca) acierta. A pesar de que me gusta que haya pasado de una cantante-adolescente-más a un estilo más radical y vanguardista, se nota cuando la gente esta tratando con demasiado ahínco. Y no queda bien.
Lo peor: Cuando se ve como un clon curivilíneo de Michael Jackson en su etapa Bad.
Lo bueno: Es joven y cuando se relaja, se pone más simple y no se recarga (ésto es raro, pero pasa), se ve bien. Tiene un cuerpo increíble y, a mi parecer, tiene potencial.

Lady Gaga
Empecemos con lo bueno: Lady Gaga es reconocible inmediatamente en una multitud, su estilo hace que hablen de ella y que su identidad corporativa traspase la barrera de la música que hace. Lo malo es cómo: Prácticamente no usa pantalones, su maquillaje es exagerado y sobre teatral, sus sombreros harían ruborizar a Isabella Blow….Un sinfín de cosas hace que sus tenidas bizarras sean intentos fallidos que, más que hacerla lucir como una artista de avanzada, nos remiten a un desfile con material reciclado hecho por alumnos de primer año de diseño de vestuario.
Lo bueno: Una cosa buena de Lady Gaga es que su estilo es tan consistentemente malo que incluso ya ha sido objeto de imitación por parte de otras mal vestidas como Christina Aguilera y Paris Hilton. No se si eso es tan bueno, pero algo es algo.

Madonna:
El principal problema de Madonna es que no mira el carnet. Su modelito en la última gala del Costume Institute en el MET de Nueva York (imagen a la izquierda) nos recordó que Madonna, por muy ícono del estilo que haya sido en alguna época, poca influencia tiene hoy en la cultura popular fashion, y parece que no se resigna a no ser seguida por las quinceañeras. Habiendo (cada día más) ejemplos de envejecimiento gracioso y digno, Madonna es el más dramático ejemplo de cómo no hacerlo: Como una señora a la que ya le están faltando un par de jugadores.
Lo bueno: Su reputación de camaleón, de reina de la re-invención le permite dar vuelcos de estilo radicales. Esperemos que en algún momento se de una vuelta flip flop al rumbo del buen vestir, y que entienda que no es necesario andar llamando tanto la atención para conseguir la adoración del mundo. Eso es de inseguras, señora Madonna, usted ya debería saberlo.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta