Golden Globes 2012: Tendencias entre las Mejores y Peores Vestidas

Golden Globes 2012: Tendencias entre las Mejores y Peores Vestidas

Con una jornada más bien plana, sin sorpresas o eventos especiales, se desarrolló la versión número 69 de los Golden Globes, premiación que inaugura la temporada de premios y que es entregada por la Asociación de Prensa Extranjera. Ricky Gervais volvió a ocupar el sitial de animador, esta vez con bromas menos polémicas, mientras todos los canales hablaban solo de una cosa: los vestidos y diseñadores que llevaron cada asistente. De acuerdo a los medios, ninguna de las actrices se destacó de sobremanera, pero sí se vieron dos tendencias muy concretas que vaticinaron las pasarelas de la última temporada; el estilo de los años ’20 y de los años ’60.

El art deco y los bordados de cristalería o lentejuelas marcaron la silueta de quienes llevaron vestidos tipo años ’20; el homenaje a Daisy Buchanan o las flappers, y los cintillos de aquella época se vieron a través de los diseños de Dior Couture para Charlize Theron, quien siempre se destaca en la alfombra roja; Emma Stone también fue una de las mejor vestidas gracias a Lanvin, donde Alber Elbaz tomó las enseñanzas de Madeleine Vionnet.  Angelina Jolie llevó un vestido largo de satín tomado con detalles en rojo, de factura Versace, al igual que Nicole Kidman, quien también se mantuvo entre las que llevaron colores neutros con aplicaciones bordadas. Otras que brillaron con el glamour de aquella década fueron Evan Rachel Wood vestida de Gucci, Michelle Williams con traje largo de Jason Wu e incluso la esposa de Ewan McGregor apareció luciendo un look que nos recuerda al estilo Chanel de Vanessa Paradis en los Golden Globes 2004.

La otra tendencia de la noche fue la de los años ’60, y por supuesto que la lideró la nominada por “New Girl” Zooey Deschanel, quien contó que Prada le diseñó un vestido especialmente para ella, que llevó con un peinado muy Marlo Thomas y que en general, no fue bien recibido. Otra que sí sacó aplausos fue Salma Hayek, quien como esposa del dueño de la compañía que la dirige, vistió de Gucci con un estilo a lo Barbarella, destacando su sensualidad y elegancia en un ajustado modelo de espejos y brillo. En cuanto a las vestidas para el olvido, se “destacaron” dos actrices de Glee: Lea Michele, quien vistió de Marchesa tratando de llevar lo sexy a otro nivel sin éxito, convirtiendo su vestido de transparencias y bordados en un número de Cher que solo la cantante podría lucir bien. Dianna Agron, en tanto, continúa demostrando su amor por los diseñadores ingleses y llevó un vestido rojo de Giles, que resultó ser poco favorecedor y además, demasiado sobrecargado. Madonna, quien ya no trata de impresionar con su ropa desde hace rato, se enfundó en Reem Acra metalizado con falda ancha y guantes negros sin dedos, ciertamente un look que solo la hizo parecer una bruja de cuento.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta