Cine & Moda: Belle de Jour (1967)

Cine & Moda: Belle de Jour (1967)

En 1967, dos sucesos marcaron la vida de Catherine Deneuve: murió su hermana Françoise Dórleac, con quien protagonizó la película del mismo año “Les demoiselles de Rochefort”, y apareció en la mítica cinta de Luis Buñuel “Belle de Jour”. El director español, quien en los años ’20 causó controversia con su corto “Un perro andaluz”, que produjo con su amigo Salvador Dalí, decidió adaptar la novela del mismo nombre que mostraba cómo una perfecta ama de casa decide dar rienda suelta a sus oscuros deseos convirtiéndose en una prostituta solo por placer. Y más allá de la historia, el vestuario de Yves Saint Laurent y los zapatos de Roger Vivier fueron los reales protagonistas de cada escena.

Catherine conoció al mítico diseñador francés en el set de esta película, y juntos consiguieron consagrarse como una de las duplas musa/diseñador más prolífera y recordada de la historia. Deneuve llevó los vestidos, abrigos y trajes del francés a lo largo de su carrera –en “Manon 70”, “La chamade”, “Liza”, “Mississippi Mermaid” e incluso “The Hunger”, la que protagonizó con David Bowie-, pero es en “Belle de Jour” cuando el mundo descubrió el potencial de la combinación entre la belleza gélida de la rubia y la elegancia inspirada en Balenciaga de Saint Laurent. Por ello, el guardarropas ha sido largamente imitado en colecciones posteriores, e incluso en maquillaje: para su edición aniversario Nº 15, la marca NARS decidió lanzar una campaña completamente inspirada en la película, donde Amber Valetta fue peinada y vestida como Severine, el personaje de la cinta.

En cuanto a los zapatos, Roger Vivier fue el genio tras los tacones con hebilla dorada largamente imitados a lo largo de los años. El ex diseñador de Christian Dior inspiró a marcas como Salvatore Ferragamo, quien lanzó a fines de los ’90 un par de tacones en negro muy similares a los que usó la Deneuve. Y el look y vestuario de Severine, ha sido la base de algunas marcas famosas como Versace, que suele acomodar el mismo look para sus desfiles tal como lo llevaba la protagonista: abrigos estilo 60’s y pelo rubio lacio tomado al centro. El vestido negro con cuello blanco en punta también fue introducido en esta película, y figuras de hoy como Alexa Chung o Carey Mulligan lo han actualizado. Los abrigos de cuero en negro y café han sido recreados por colecciones como Loewe 2011 y también se han colado entre la moda de Prada y Gucci. Y por supuesto, la figura de Deneuve vestida de YSL ha llevado a revistas y editoriales a recrear sus propias escenas, donde Kate Winslet hizo la más memorable a través de Vanity Fair.

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta