Elke Kramer: una oda a lo bello

Elke Kramer: una oda a lo bello

Muchas veces ocurre que los aciertos suceden y son repentinos. Para el australiano Elke Kramer, la creación de joyas simplemente sucedió y hoy sus piezas no necesitan mayor presentación.

Tras graduarse de diseño en COFA (Escuela de Bellas Artes en Sidney) se inicia su familiarización con el mundo creativo, el cual le permitió, trazar diversas líneas que van desde el diseño gráfico textil, hasta su realización como director de arte para Rush, Yen, Nylon y Dazed Confused.

Su iniciación en la joyería, comenzó con un pedido para un espectáculo y luego todos preguntaban de quién eran estas joyas, así sin más, comenzó a cimentar un camino lleno de fortuna y gran prosperidad. Para Elke, lo más importante no es la comercialización sino que hacer uso de su energía creativa, ya que el resto según él viene por sí solo.

La inspiración proviene de múltiples lugares tales como los viajes, las zonas tropicales de la tierra, amigos y familiares. Como resultado su estilo puede ser definido como audaz y hasta surrealista, no por nada las hermanas Mulleavy, las creadoras de la marca Rodarte, incorporaron sus joyas a su tienda. Su trabajo es el resultado de un juego entre resinas, cortes obtenidos con láser y la exploración de un sinfín de técnicas, en el cual los detalles coronan gloriosamente cada pieza.

 

 

 

.

 

 

 

 

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta