Artistas en la Moda

Artistas en la Moda

En los ’70, Andy Warhol se codeaba con la sociedad más variada de la escena neoyorquina; desde diseñadores como Halston hasta cantantes como Deborah Harry, todo le servía para alimentar sus trabajos artísticos, ya sea en películas o cuadros pop. Y aunque ha sido el que mayor provecho le ha sacado a la moda y su escena, incluso colaborando con estampados para ropa de Stephen Sprouse, hay artistas que se han mostrado de manera directa o indirecta en colecciones de ropa, generando una relación que va más allá del simple precio y confección. Verdaderas piezas de colección son aquellas que muestran lo que Keith Haring dibujó en los ’80, o lo que Basquiat pintó en Nueva York a través de firmas actuales o sociedades surgidas en la misma década.

Este año, el famoso diseñador de zapatos Nicholas Kirkwood le rindió homenaje a uno de sus artistas favoritos, Keith Haring, a través de una colección estampada con sus ilustraciones y colores. Haring fue uno de los principales artistas pop de los ’80, junto a Warhol, Basquiat y Sprouse. Por ello, otros diseñadores como Rei Kawakubo para Comme des Garçones también se inspiraron, lanzando una línea de poleras estampadas con las mismas figuras que adornaron tapas de discos como el Red, Hot+Dance (1992). Stephen Sprouse, uno de los diseñadores fetiches de Madonna y Deborah Harry en los ’80, se unió a la fuerza creativa de Haring confeccionando diferentes vestidos de cóctel con graffitis, los que aun se encuentran en tiendas de ropa vintage. El mismo diseñador colaboró hace unas temporadas con Louis Vuitton, estampando su cultura pop en maletas de viaje y carteras.

Otro cotizado artista que ha sido reimpulsado por la moda es Jean Michel Basquiat. La compañía de zapatillas Reebok se encargó de estampar sus clásicos modelos de caña el 2009, en colores celeste y blanco con los dibujos del afamado artista. Pero si se trata de inspiración artística, Yves Saint Laurent lleva la ventaja; se valió de la famosa obra de Piet Mondrian en su colección de 1965 para diseñar vestidos que ya forman parte de las prendas legendarias de la moda.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta