La revolución en el diseño de anteojos en los 60 y 70

La revolución en el diseño de anteojos en los 60 y 70

Continuando con la revisión del contexto general de la Historia del Vestuario de los años 60 y 70, cuyo marco se expuso hace aproximadamente dos meses en este artículo, esta semana presentaremos la evolución de los anteojos, cuya morfología y formato también manifiestan respecto al “estadio” del hombre en aquella época: Revolución.

Retomemos: las décadas del 60 y 70 se constituyeron a partir de fuertes cambios sociales, culturales, políticos y económicos que, sin duda, aparecen manifestados (también) en las formas del vestuario e indumentaria. Y como no, si el vestuario es la fachada del hombre, su primera capa que, como hemos visto en este segmento, siempre ha dicho tanto. El nacimiento de la minifalda atingente a la consolidación de los movimientos feministas de la época, el futurismo o “vestuario de la era espacial” como consecuencia de la llegada del hombre a la luna, el “flower power” como materialización de las protestas contra la guerra de Vietnam, son solo algunos ejemplos. También la escala más mínima del diseño de la “funda del cuerpo” fue tocada por estas manifestaciones formales: los anteojos se agrandan y llevan su silueta al límite del formalismo, en una especie de “oda” al espíritu libertario de aquel momento histórico.

Sin duda la cualidad predominante en el diseño de anteojos de la época, fue el gran formato. Algunas tipologías de anteojos cubrían la mitad del rostro: Maxi”, se les llamaba, donde las formas geométricas básicas protagonizaban (círculos, cuadrados, triángulos). Varias “casas de moda” de la época trabajaron las múltiples posibilidades en esta nueva magnitud: Christian Dior, Paco Rabanne e Yves Saint Laurent.

En relación a la forma, la experimentación en la exageración es lo que define, donde el hacer del diseñador Pierre Marly es fundamental: para él todas las formas de la vida cotidiana podían transformarse en una pieza “ante el ojo”, pieza cargada, de forma y humor, como una escultura divertida.

Imágenes del libro “Gafas y gafas de sol”, Editorial Pepin Press. / Imagen 1: Páginas 194 – 195. / Imagen 2: Páginas 228 – 229.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta