Gloria Trevi: una punki con corazón de mariachi

Gloria Trevi: una punki con corazón de mariachi

La figura de Gloria Trevi, remeció los escenarios Latinoamericanos de los años 90’. Todo aquel que estuvo cerca de un televisor o una radio por esta época, escucho o tarareo algunos de sus hits musicales.

Su figura dinámica y relampagueante, vino a remecer a una América almidonada tras sus dictaduras y reveses, convirtiendo sus temas en himnos para una juventud que necesitaba agitar tanto sus conciencias como sus caderas. Su estilo único, la convierte en un algo difícil de encasillar tanto por su música como por el híbrido que representa.

Los inicios de Trevi se remontan hacia los años 80’ donde comenzó incursionando en la televisión mexicana, pero luego en el año 1984 se atraviesa la figura de Andrade y desde ese entonces, su camino hacia la fama es tan solo cuestión de tiempo. En el año 1989, debuta por primera vez como solista en el programa “Siempre en Domingo” de Raúl Velasco, presentando el debut de su disco ¿qué hago aquí? Este disco estaba cargado de grandes hits como “Doctor Psiquiatra”, “Mañana”, “El último beso”, las cuales eran escuchadas en todo México.

Sin duda, uno de los detalles más interesantes de la figura de Trevi es su estilo, el cual la sitúa al margen de cualquier sistema de moda. El pelo alocado, las medias rotas, la furiosa mezcla de colores y la contraposición perfecta entre elementos que nada tienen que ver, pero que en la figura de Gloria logran ser un todo, es su sello.

Gloria de los Ángeles Treviño Ruiz nació un 15 de febrero del año 1968 en Monterrey, México. En esos años, el mundo vivía profundos cambios sociales, en los cuales los jóvenes buscaban la libertad, y su indumentaria era una voz más en la expresión de sus ideales revolucionarios. Es así, como los hippies se apoderan del escenario social, pero ya en el año 1975 aparece el movimiento punk, bajo el lema del no futuro. La presencia de estos nuevos discursos, es fruto del descreimiento acerca de un cambio en la sociedad, es por esto que sus atuendos son el reflejo de un combate, donde el cuerpo es atravesado por ropa agujereada, gastada y cabello erizado al estilo de los indios iroqueses.

La figura de Gloria, vendría siendo una interesante resignificación del estilo punk, en donde sin duda toma algunos rasgos como es la expresión de su cabello o el deterioro de su ropa para construirse. Su imagen recurre a otros elementos como es la exageración de los colores, el uso de plataformas y la sobrecarga de accesorios. Así, podríamos decir que Gloria Trevi es una punki con corazón de mariachi, la cual vio en el desenfado de este grupo, el componente necesario para expresar su desenfado amoroso y su locura pasional. Una locura que marco los 90’ y que hizo remecer las conciencias de muchas señoritas “bien”.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta