Prenda controvertida: La jardinera ¿Si o no?

Prenda controvertida: La jardinera ¿Si o no?

En mi vida, he dicho varias (demasiadas, quizás) las palabras jamás-me-verán-vestida-con-eso. Algunas de estas declaraciones se siguen manteniendo hasta la actualidad, como mi odio declarado al gorro vaquero (lo sigo manteniendo, jamás me verán con uno, no importa cuantas veces Madonna lo “reinvente”). También, he hecho otras concesiones en pos de la moda, como el jean con jean, las botas inspiradas en lo vaquero (no vaqueras de por si, ese look me para los pelos) y las maxifaldas. Ahora, una “nueva” prenda volvió en los últimos tiempos, en que el denim alcanza los más variados estilos, y éste dilema de nuevo asalta mis dudas: La Jardinera, ¿Puede transformarse en una prenda cool, o no? Lo digo porque yo misma era una gran fan de las jardineras, hasta los 6 años aproximadamente. De ahí pasaron muchas cosas, yo crecí, volvió la democracia, y parecía que hasta ahi no más habían llegado.

Pero volvieron. Y como ya lo hemos dicho antes, el look Boho-setentero imperante nos traerá varias mini tendencias, en las que nos encontraremos con dilemas parecidos. La ruta del hacer fashion una prenda tan caída en desgracia es difícil, pero en defensa de la jardinera, ésta sólo parece la progresión natural -en clave denim- de los enteritos que ya llevan bastante tiempo dando vuelta por las tiendas, a pesar de que, en mi opinión, todavía no convencen del todo a la gran mayoría del público femenino. Incluso, la jardinera se posiciona como una opción incluso más simple de usar, más cándida y más juvenil, sobre todo cuando es jardinera-vestido y jardinera short (el look hasta el suelo me parece un poco más dificil de llevar a cabo de forma exitosa, no les voy a mentir). Como las marcas parecen estar abocadas totalmente a sacarnos las dudas con la famosa prenda, ya podemos ver en varios lookbooks de marcas ligadas al mundo de los jeans como usarlas: Basándose en las tres formas principales de la jardinera. Los jeans, el short y la falda.

Jeans. La más complicada de las opciones, para mi gusto, ya que marca cualquier figura un poco más llena en caderas y trasero. Como segundo problema a considerar es la posibilidad de vernos como un gran pedazo de mezclilla con pies, sin embargo, creo que usándola de la misma forma que combinábamos el exceso de azul en la tendencia jeans más jeans podemos salir airosas. Lo ideal es combatir la gran cantidad de tela con piel desnuda, usando sólo camisetas simples debajo, mantener los accesorios al mínimo, e incluso, si el corte aplica, arremangándolos. Accesorio sugerido: Capelinas o Pamelas. Así nos podemos ver igualitas a una ilustración de Sarah Kay del álbum Te quiero de Salo (ups… se me cayó el carnet).

Shorts: La opción más cómoda para usar las jardineras, primero porque son shorts y segundo, porque olvidamos el tema del gran mounstro azul. En este caso, hay más opciones para combinar, con mangas largas o cortas, chaquetas (por favor, no de mezclilla) y zapatos variados. Incluso, podemos combinar con estampados como poleras rayadas marineras, camisas escocesas, blusas con volados, etc. Al tener las piernas al aire, podemos complejizar la parte de arriba. Hay mucho más donde jugar por acá y es más fácil que resulte sentador, mientras se tengan buenas piernas.

Mini: La jardinera con falda larga, la verdad, no me parece una opción (aunque tendría que verlo, pero de sólo pensarlo, mmm, mejor que no). En este caso, la mini puede ser una opción muy linda y práctica de usar la tendencia en dias de primavera, y tiene las mismas posibilidades que el short, incluso, puede ser, en sus versiones más pulidas (como la primera de la foto) una opción más formal y arreglada. El único problema que tengo con la mini-jardinera, es más que nada práctico, ya que mientras una mini normal se controla perfecto con un poco de soltura, una mini que parte desde los hombros, y que aparte tiene una caída rígida como la de la mezclilla, muy probablemente en algún momento del dia nos tenga mostrándo más que seguridad. En todo caso, con unos hot-pants abajo, estamos OK (este tip viene de cerca, hágame caso).

Fotos: StuddedHearts/ Chictopia/ ASOS.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta