La realeza en la moda

La realeza en la moda

Desde que Grace Kelly entró de lleno en la vida de Rainiero de Mónaco, no sólo afectó al pequeño país europeo sino también a todo el mundo. La atención no era menor, pues como en un verdadero cuento de hadas la bella y clásica actriz de Hitchcock ayudó a popularizar el Principado y las familias reales; los paparazzi se preocupaban de lo que usaba y además, le pedían que posara en portadas y editoriales de revistas. Aunque claro, ya antes de este matrimonio Kelly brillaba con luz propia, e incluso estuvo comprometida con el legendario diseñador Oleg Cassini, quien aparte de fabricar los vestidos de la rubia actriz era el diseñador oficial de otra mujer casi de la realeza: Jackie Kennedy.

Con un bolso confeccionado en su honor –el Kelly Bag de Hermès-, la princesa no podría haber sido más representativa de la relación entre la realeza y la moda; pero fue su propia hija la que estrechó aun más lazos con ese mundo. Carolina de Mónaco no sólo ha aparecido más de tres veces en la portada de Vogue Paris, sino que se transformó en amiga intima y casi modelo de Karl Lagerfeld para Chanel, y se dio el lujo de ser retratada por Warhol. Su hermana Estefanía también coqueteó con la moda a través de una breve incursión como modelo para Vogue y L’Officiel durante los ‘80, y hoy Charlotte Casiraghi, la nieta de Grace Kelly, deja a todos con la boca abierta por su belleza y porte, el que mostró en la portada y editorial de Vogue Paris para septiembre de este año, en manos de Mario Testino.

Y el caso más bullado entre realeza y moda no proviene de Mónaco, sino de Inglaterra. Kate Middleton se casó con el Príncipe William enfundada en un Sarah Burton para McQueen, y popularizó el uso de los vestidos Issa, simples pero coloridos, provocando una fiebre mediática con su estilo. Quizás sea sólo cosa de tiempo para que aparezca en alguna portada en solitario modelando, tal como Diana de Gales lo hizo en dos oportunidades para Vogue UK. Catherine Walker y los bolsos Lady Dior saltaron a la fama en cuanto comenzaron a ser utilizados por Diana, quien además era la invitada de honor a los desfiles de Gianni Versace. Y otra chica que hizo eco modelando fue Catherine Oxenberg, quien además de ser actriz en la legendaria serie “Dinastía”, era hija de la Princesa Catherine de Yugoslavia y nieta de zares rusos, y también brilló en la portada de Vogue Paris, L’Officiel y muchas más.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta