My body gallery: ¿Como me veo realmente?

My body gallery: ¿Como me veo realmente?

La escritora Carolina Aguirre, alguna vez dijo en su blog Bestiaria una verdad absoluta: Las mujeres tenemos una matemática simbólica paralela. Mientras para el resto del mundo un número es un número, para nosotras son dos: El que decimos, y el que callamos (…) Todas las mujeres pesamos 49 ó 59 kilos, y, si somos muy grandotas, 69, pero ninguna acusa 62 o 71. Nadie sabe tampoco quién usa talle large o extra large; porque todas somos (como mucho) medium, talle 1 ó 2 de medias, y 37 de zapatos (Link)


Así es chicas. Y así como le mentimos al mundo acerca de nuestras medidas (yo siempre digo que mido 1.70 mts, por ejemplo), también tenemos el proceso contrario al mirarnos al espejo, al menos la mayoría de nosotras. ¡Que felices seríamos si bajáramos esos 3 últimos kilos! ¡Si tan sólo tubiéramos un poquito más de cintura! Todo, por supuesto, lo decimos especialmente después de haber estado hojeando una revista que base prácticamente todo su material en retratar mujeres con índices de masa corporal bastante bajos, tacos altos, maquillaje, un estilista, un fotógrafo profesional,  luces, 100 fotos para elegir sólo una y retoque digital severo. No hay duda que así no vamos a tener nunca una buena imagen de nuestro cuerpo “real”.

Bueno, llegó una página a nuestras vidas que pretende transformarse en una cruzada mundial, en pos de que las mujeres por fin puedan tener un referente de como se ve su cuerpo en la realidad, sin artificios. Esa página es My Body Gallery, y consiste básicamente en un galeria (obvio) donde las mujeres puedan buscar, a través de algunas variables (altura, peso, tallas, formas de cuerpo) gente que tenga, quizás, un cuerpo parecido al suyo, o al menos, gente con la que compartan medidas en general.

¿Cual es el punto de una web de éste tipo? Al parecer, el ver un cuerpo de dimensiones parecidas al nuestro “desde fuera”, tiene un efecto positivo en nuestra propia visión corporal. Nos damos cuenta que, quizás si vieramos nuestro cuerpo desde fuera nos parecería mucho más atractivo, y que posiblemente seríamos mucho más benevolentes con esos defectos con el que somos tan duras cuando los vemos en el espejo. Y esto, quizás, resonará positivamente en las mentes de las mujeres que miran la página, de seguro tan dadas a la autocrítica destructiva como el resto de las mujeres.

Lo que me trae dudas es si ver otros cuerpos hará efectivamente que nos sintamos bien con nuestro cuerpo, finalmente. Porque al fin y al cabo, todas sabemos que las mujeres reales vienen en distintos tamaños, pesos y formas. El problema es que sólo vemos como bello una porción muy pequeña, y muy rígida de esa población general, y que sentimos presión por tratar al menos de parecernos a éste canon de belleza rígido. Quizás éste tipo de páginas- aunque admiro el sentido final, en serio-  sólo traiga una comparación odiosa más certera con nuestro propio cuerpo, al tener ahora más herramientas para juzgarlo duramente.

Es muy pronto todavía para pensar en resultados. Por ahora, las invito a que pasen a ver la página, evalúen su cuerpo mediante tallas y pesos,  y después vuelvan y comenten aquí: ¿Se sintieron mejor consigo mismas despues de éste experimento? ¿La diversidad de tipos de cuerpo les hizo sentir mejor y empoderadas con su cuerpo?  ¿O se sintieron que pertenecen a un grupo de frentón no muy agraciado?
Yo les hablaré de mis conclusiones en un próximo post. Prepárense.

Link: My body Gallery

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta