Los zapatos del invierno

Los zapatos del invierno

Seguimos con nuestro recuento de las tendencias que vendrán en nuestro futuro casi inmediato. Guiándonos por lo que podemos observar en las calles alrededor del mundo, hay tres tipos de zapatos que no sólo podemos adoptar fácilmente, sino que dan un giro interesante a guardarropas convencionales y básicos. Son tres tendencias generales (cada una con muchos ejemplos), que fácilmente se adaptan a nuestra realidad y a muchas situaciones.

El zapato masculino

No es muy nuevo, de hecho ya el año pasado pudimos ver que esta tendencia empezaba a perfilarse para llegar este año refortalecida y totalmente accesible en muchos tiendas, lo que es bueno, porque no se trata tampoco de desvivirse tratando de encontrar un zapato, of course. Mis zapatos masculinos favoritos de este invierno son de dos tipos: Primero, el zapato formal de hombre (o brogues en inglés) , que es básicamente el mismo zapato que usan los hombres con trajes, pero en versión femenina, de taco bajo y con cordones. Podemos encontrarlos ya en varias tiendas e incluso en multitiendas (no daré nombre porque eso cuesta plata pues); Hay de colores varios, con taco alto y de charol. Mis segundos favoritos son la evolución natural de las balerinas que nos invadieron en las temporadas pasadas. El mocasín, que de puro decirlo me da cosa porque a muchos recuerda inexorablemente la etapa escolar y que serán resistidos por más de alguna, son una opción comodísima para llevar con medias y vestidos cortos.

¿Los perfectos? En tonos cafés.

El grunge

En este grupo incluimos todos aquellos zapatos que siguen una tendencia que fue muy fuerte durante el invierno boreal, la vuelta a los zapatones: Bototos y botines toscos y pesados (los Dc. Martens volvieron en gloria y majestad, pero hay varias opciones más). La vuelta de los años noventa, que eventualmente llegará y se transformará en una tan molesta como la de los ochenta, ya empezó con fuerza con la camisa escocesa y sigue con ésta tendencia, lo que es conveniente porque más de alguna todavía guarda los bototos de los noventa, que si nos acordamos, fue una moda que duró muchísimo tiempo en su momento y cuyas reminicencias quedan incluso hasta hoy. Eso sí, olvidémosnos de partida de esos zapatos que mezclaban zapatos con bototos, los tipo “Panama Jack “ que se compraron (que nos compramos) las menos jugadas. Ojalá que esos nunca vuelvan.

El femenino y fuerte

En este grupo, podemos encontrar tanto a los botines que se mantienen como alternativa formal para la chica estilosa en el día a día, hasta los excéntricos zapatos escultura que vimos en los pies de las fashionistas extremas en la semana de la moda de París. Si miramos este grupo como un todo, nos damos cuenta que más allá de los colores o texturas, todos coinciden en algo que los liga al grupo anterior: Se dejan atrás los zapatos livianos y demasiado frágiles, y aunque sean de taco, los zapatos tiene que tener un peso y una fuerza mayor. En la imagen podemos ver que desde los botines con remaches hasta los tacos aguja, lo importante es que el pie no pase desapercibido y que sea el remate adecuado tanto de los skinny jeans como de los bombachos.

Bueno, al menos yo, ya me incribí con algunas de estas tendencias. Basta elegir cual será la propia para este invierno. Suerte.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta