Faldas y Hombres: su regreso

Faldas y Hombres: su regreso

Muchas veces consideramos las tendencias como algo pasajero o simplemente nunca imaginamos que puedan transmutar en el tiempo o silenciosamente prepararse para reaparecer con fuerza. El año que paso en VLC, dedicamos un artículo a la irrupción del uso de faldas por parte de los hombres. La semana de la moda masculina en Paris, vaticina su regreso para esta Primavera-Verano 2012.

A través del paso del tiempo podemos observar cómo en ciertos tiempos históricos y culturales, esta prenda ha logrado un valor simbólico y estético. Tanto griegos cómo romanos hacían uso de túnicas y faldas tanto en el espacio público cómo el privado, caracterizando por medio de este virilidad y poder. Los africanos del norte usan una especie de túnica larga llamada caftán, los marroquíes el djellaba, la cual es una falda holgada y larga exclusivamente masculina, la fustanella es una falda corta y blanca usada por griegos y albanos. Otro ejemplo es el gho, una indumentaria tradicional utilizada por los hombres de Bután, la cual consiste en una bata que llega hasta las rodillas con un cinturón. Su uso se vuelve obligatorio en los espacios públicos el año 1985, según el código de indumentaria nacional. Los escoceses por su parte aún ocupan el kilt o pollera escocesa, reafirmando por medio de esta prenda el patrimonio escoses y la tradición antigua.

Estos son sólo algunos ejemplos de sociedades que utilizan desde hace mucho tiempo la falda para los hombres, observando que su uso y concentración estética no recae sobre el Occidente sino en culturas orientales, como en Asia, África y Oceanía, revelando que no hay un vínculo directo entre la prenda de vestir y los conceptos de masculinidad o femineidad. En estas sociedades su uso muchas veces corresponde a una arbitrariedad cultural y social.

El uso de faldas es también símbolo de rebeldía y resistencia, actúa como expresión contracultural y rechazo a lo establecido, generando por medio de su uso movimientos sociales, empezando por los hippies que superaron las reglas restrictivas en el vestir, el punk, el glam rock, el grunge adoptaron esta prenda como expresión de provocación y desacuerdo. Hombres como Mick Jagger, David Bowie o Boy George hicieron uso de las faldas entre otros complementos pensados para mujeres.

Jean Paul Gaultier, incorpora ya en el año 1984 su primera falda “masculina”, intentando difuminar las diferencias entre sexo y género. Otras firmas como Giorgio Armani, Christian Dior, Dolce &Gabana, Donna Karan, Gucci, John Galiano hacen aparecer en esta época su uso en hombres.

De este tiempo muchas cosas han pasado en las pasarelas del mundo pero nuevamente las faldas en hombres se vuelve victorioso. Como ya anticipábamos las pasarelas de Paris dejaron entrever el regreso de las faldas en hombres, diseñadores tales cómo Rick Owens, Comme des Garçons, Gyvenchi, Yohji Yamamoto y Thom Browne muestran su uso desde distintas perspectivas y modalidades. Las pasarelas sudamericanas también hacen registro de las faldas en hombres, Sao Paulo Fashion Week dejó entrever la genialidad de un Joao Pimenta que también atraviesa los límites del vestir masculino.

Rick Owens y Yohji Yamamoto

Rick Owens y Yohji Yamamoto apuestan por el uso de faldas largas y holgadas, creando siluetas que evocan una búsqueda hacia lo sagrado o bien dirigidas hacia una procesión. Estas creaciones guardan en sí una búsqueda que entremezcla visiones del pasado y hombres de la antigüedad.

Thom Browne-Comme des Garçons

Las propuestas de Comme des Garçons usa la falda de manera formal pero enreveza la propuesta con una actitud punk y osada al igual que Thom Browne que de manera ecléctica anuda varias direcciones en torno a la falda y su unión con cortes irregulares en chaquetas. Por último Gyvenchi propone el uso de faldas hasta las rodillas de corte simétrico. Así, la falda regresa a las pasarelas abriendo la discusión con respecto a los límites de la estética y el género, dónde al parecer estas fronteras están siendo confrontadas y dan paso a un espacio intermedio donde emergerán nuevos cuerpos y nuevas formas de representación.

Givenchy-Joao Pimenta
Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta