Por qué me gusta el blog de moda de The Guardian

Por qué me gusta el blog de moda de The Guardian

Me llegan hartos newsletter relacionados con el mundo de la moda, pero el único que realmente espero con ansias es Fashion Statement, del periódico inglés The Guardian. Comencé a valorarlo después de leer, para un artículo en revista Mujer sobre los Fashion Weeks, una serie de blogs europeos. Todos decían, con diferentes palabras, lo mismo: que ese año se usaría el tartán, el rojo, las botas altas y no me acuerdo que más. A lo mejor es porque estoy más vieja y las tendencias (al menos, las tendencias así de específicas) me importan cada vez menos que tener un estilo personal, pero francamente al quinto blog que decía lo mismo me entró una lata feroz. Hasta que llegué a Fashion Statement y me quedé pegada leyendo.

Casi siempre, en todos los informes que hacen de semanas de la moda, ponen el mismo invitador título: “Lo que aprendimos en París” (o en la ciudad que corresponda). Y luego enumeran esos otros asuntos que le dan sabor a un fashion week pero que al mismo tiempo van más allá de la copucha farandulera. ¿Ejemplos? Quienes se están sentando en las primeras filas y qué significa eso. Qué tipo de modelos llamaron la atención en la pasarela. Qué hizo esa semana de la moda que hará diferente a todas las que siguen. Y así, pura información procesada, pensada y con proyección, que va más allá de observar si una propuesta se repite la cantidad de veces suficiente para convertirse en tendencia. Aunque claro, también ponen algo de esa información, que es útil para la industria y para las fashionistas. Escriben varias personas, pero en general me gustan harto los aportes de dos de ellas: Cate Carter y Rachel Holmes.

También me gusta el blog porque no disfraza sus preferencias en pro de una objetividad que al final nunca existe. Y porque lo escrito siempre tiene un dejo de esa ironía sutil tan típica de los ingleses. Reconozco, eso sí, que pese a que mi abuelo nació en Londres, crecí en una casa bilingüe y me defiendo más que bien con el idioma, a veces hay cosas –tallas locales, tal vez– que no entiendo. Pero bueno. Igual vale la pena. Para suscribirse, pinchen aquí.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta