El diseño en Perú + El valor de tu clóset Perú

El diseño en Perú + El valor de tu clóset Perú

[vimeo]http://vimeo.com/23504592[/vimeo]

Hace unos días llegamos de Perú, en donde estuvimos, gracias a Drive, durante una semana entrevistando a los diseñadores jóvenes y consagrados de la escena limeña para nuestra sección “El valor de tu clóset”. Además, disfrutamos del primer Lima Fashion Week, el que se realizó de manera paralela a Perú Moda.

Para contextualizar, Perú es un mercado que se está comenzando a desarrollar, tiene una fuerza y potencial admirable pero sólo hace aproximadamente 20 años comenzó como tal, es decir, se empezaron a reconocer a diseñadores, personas que confeccionaban y ponían sus nombres en las prendas que eran adquiridas por la clase alta de Perú, antes de eso, sólo se usaba el concepto de costurera, modisto o de persona que hacía ropa pero sin poner su firma en sus prendas. A su vez, surgieron las primeras escuelas de diseño, las que hasta hoy en día sólo tienen el grado de técnico -y no de universitaria- lo que dificulta el proceso académico ya que las escuelas que hay: Geraldine escuela de diseño, Senati, Mod ´Art y Ceam, entre otras, son privadas y no todos pueden acceder a ellas.

Con los primeros diseñadores ya instalados y esforzándose por abrir caminos y mercados, a fines de los años noventa surgió otra gran camada de diseñadores y todos coinciden en que ahora, hace aproximadamente 5 años, algo cambió y hay un grupo de potentes jóvenes emergentes que no están esperando ser descubiertos sino que están luchando por encontrar oportunidades reales que les permitan dar a conocer su trabajo.

Algunas de las herramientas que estos jóvenes están usando para abrirse camino es PromPerú, una asociación del gobierno que trabaja para activar la economía del país, siendo uno de los principales soportes para promover la industria textil peruana y en estos últimos años, al diseño. Ellos apoyan acciones como el surgimiento del primer Lima Fashion Week y el desarrollo de la feria Perú Moda, además de otras actividades más pequeñas que surgen de la misma manera en que desaparecen.

Otra gran instancia ha sido el concurso Flash Mode, patrocinado por la Alianza Francesa y que desde el 2004 ha incentivado la creación de los jóvenes diseñadores convocando, una vez al año, a los diseñadores que quieran participar y ganar premios como por ejemplo: un stand en Paris para el Paris prêt-à-porter o un desfile en el mismo espacio. Lo que les permite abrir sus horizontes y ampliar notoriamente su lista de contactos y futuras oportunidades.

Otro concurso interesante y que esta en su séptima versión es Jóvenes Creadores, este concurso es parte de Perú Moda y busca potenciar la creación de diseño en los diseñadores, ya que es la principal debilidad del mercado, pero una de las requisitos del concurso, es que usen materias primas peruanas como algodón o alpaca en al menos dos piezas. Esto, para muchos diseñadores es una piedra de tope para el desarrollo de piezas de vestuario con creatividad y diseño de calidad.

¿Qué es lo que pasa en este momento en Perú?, tienen una potente industria textil referente a lana y alpaca, tienen una excelente mano de obra, -imagínense que Versace, D&G, Burberry, Kenneth Cole ó DVF, entre otros, confeccionan sus prendas en textiles limeñas cubriendo los requisitos de producción más exhaustivos- pero sólo confeccionan para otras marcas ya que no tienen diseño propio, esto básicamente porque no han podido generar un discurso individual y como colectivo, dicho suceso, claramente está relacionado a todos los hitos históricos que han vivido y que los han limitado en su búsqueda de identidad y libertad de expresión.

Queda mucho trabajo para el diseño peruano, pero mi sensación es que tienen muchas posibilidades y mucho potencial, pero necesitan invertir en educación y hacer que diseño de vestuario sea una carrera universitaria, en donde tengan potentes académicos que los motiven y encausen hacia la conceptualización, hacia el diseño con discurso, con relato, con historia y con sensaciones que nos traspasen mensajes al momento de ver sus prendas, hacia el desarrollo de una identidad alejada de la que hasta ahora nos han representado y con diseño que se acerque a la experimentación y al descubrimiento, ya que en estos tiempos, están en otro nivel, tienen el impulso para emprender creativamente y ser un país que exporte diseño, de la misma manera que exporta su industria gastronómica.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta