DIY: ¿Quien necesita plata?

DIY: ¿Quien necesita plata?

Lo bueno de estos tiempos de crisis es que justo se pusieron muy de moda varias cosas que uno puede hacer en la comodidad de su hogar. Las estrellas del diseño las últimas temporadas en el panorama de la moda mundial, Alexander Wang y Christophe Decarnin, de Balmain, han conquistado a toda una nueva generación de consumidoras que no miran los precios, con prendas como las siguientes, que se basan en procesos fácilmente reproducibles.
En general, se necesitan sólo ganas y un poquito de paciencia. Anímense, que yo por mi lado también lo haré y reviviré un par de prendas que ya estaban prácticamente en la basura (o sea que también estamos reutilizando, cosa importante).

Jeans rasgados
Una prenda que no debiera en el guardarropas de nadie este otoño-invierno serán los pantalones skinny con algún nivel de rotura. Puede ser pequeñas o más grandes según las ganas.
Nivel de dificultad:
Que se necesita:
1. Un par de jeans, preferentemente viejos y que ya tengan algunas marcas de desgaste.
2. Piedra Pómez o una virutilla de ollas bien dura (como la de la foto).

Porcedimiento: Con los jeans puestos, nos fijamos en que lugares queremos romper. Generalmente, los más naturales son las rodillas, pero también podemos llevar los hoyos más arriba, en el muslo o más abajo según el gusto personal. Ahora, con las piernas dobladas, pasamos la piedra pómez o la virutilla con fuerza, con cuidado eso sí para no pasar al otro lado y dañar la piel. Repetir las veces que sea necesario.

Versión dos, rasgados paralelamente:
Estos jeans son la perdición de it girls como Erin Wasson, pero hay que tener cuidado al usarlos con otras prendas rotas para no caer en los excesos, que echarían a perder el encanto de este look.
Nivel de dificultad: ★★
Que se necesita:
1. Los mismos jeans.
2. Tijeras.
Procedimiento: Con los jeans puestos, nuevamente, nos fijamos en que dimensiones queremos que tengan los hoyos. Personalemente, prefiero cuando empiezan a la mitad del muslo, pero si se tiene la confianza necesaria, pueden hacerse casi desde la entrepierna. Tambien recomiendo que los hoyos no vayan de costura a costura (donde se juntan la parte delantera y trasera del pantalón) porque eso los haria muy débiles ante los lavados y el uso.
Una vez decidido esto, empezamos a cortar, pensando en que la tijera tiene que dejar un poco de tela para deshilacharlos. Una vez deshilachados, podemos mezclar este proceso con el anterior, y pasarle a los hoyos un poco de piedra pómez para un acabado perfecto.


Jeans nevados:
Para las más experimentales, recomiendo al menos probar esta fórmula. No aseguro resultados perfectos, de hecho, para las que esperan un nevado uniforme, es mejor que vayan a su tienda amiga. El resultado de este proceso será un lavado más agresivo, como el que mostramos en la foto.
Nivel de dificultad:★★★
Que se necesita:
1. Otro par de jeans dispuestos a ser sacrificados y mutados profundamente.
2. 1 lt. de cloro.
3. Guantes, hilo blanco y agujas.
4. Suavizante de ropa
Procedimiento: Tomamos un pedazo del pantalon, lo arrugamos y con la aguja e hilo formamos un amarre bien ajustado. No recomiendo usar elásticos para esto porque lo más posible es que se quemen. Una vez que ya hicimos esto en todo el pantalón, lo remojamos en 1 litro de cloro con 1 litro de agua hirviendo, y se dejan aproximadamente 5 minutos para un nevado al máximo.
Si se quiere uniformar un poco el desgastado del cloro, se pueden desarmar los amarres y remojarlo entero por 2 minutos. Una vez logrado el efecto, se enjuagan con agua fria y se lavan sólo con suavizante para ropa.

Polera con cadenas:
Un recurso muy usado por las modelos cuando andan de civil es este tipo de poleras, que con un recurso muy fácil, dan glamour inmediato con algo tan simple como una polera negra de algodón.
Nivel de dificultad: ★★
Que se necesita:
1.Una polera negra, de manga corta y ajustada.
2. 2 metros de cadena plateada, de ancho a elección. Se compra en la calle Rosas y cuesta aproximadamente $1000 pesos el metro.
3. Aguja e hilo negro.
4. Alicate.
Procedimiento: Con la polera puesta, doblamos la cadena logrando un efecto de collar, es decir, con distintos niveles de largo. Lo que sobre, se deja colgando libremente hacia el lado. Se ajusta con un par de puntadas de hilo negro y Voila!, lista para salir a bailar.


Sandalias Balmain:

Unos de los zapatos más codiciados del último tiempo, que tiene entre sus fans incondicionales a medio mundo fashion, también tienen su versión Do It yourself. Personalmente, creo que éste es un proyecto mayor, pero aun si el resultado no es totalmente perfecto, al menos será más interesante que un par de insulsas sandalias de tiritas.
Nivel de dificultad: ★★★★★
Que se necesita:
1.Un par de sandalias negras, con taco alto y de tiritas (del tipo típicas de matrimonio…. Absolutamente todas tenemos algunas).
2. De 40 a 50 tachas pequeñas, de dos o 3 tipos. Recomiendo los piramidales (en la foto) porque son fáciles de poner. También se compran en Rosas (preguntar precio).
3. Alicate y corta cartón.
4. Paciencia y mucho oficio.
Procedimiento: Lo primero es separar los tipos de remaches que pondremos en cada tirita, a lo cual yo recomiendo poner varias intercaladas más cerca de los dedos, y de un sólo tipo en la correa que enlaza el tobillo. A continuación, analizaremos el tipo de tiritas de los zapatos con que contamos. Si son delgadas, las tachas (o remaches) se pueden poner fácilmente abrazando la tirita y ajustándolas bien con el alicate. Si son más gruesas, podemos hacer pequeños hoyitos con el corta cartón y pasar las “patitas” del remache por éstos hoyos.
Repitamos cuantas veces sea necesario, con paciencia y tratando de no dejar espacio entre los remaches. Y listo. Tenemos unas sandalias Balmain, casi, casi gratis.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta