Buenos Aires Fashion Week

Buenos Aires Fashion Week

Nuestros vecinos bonaerenses acaban de vivir la celebración de la moda argentina en el recién terminado BAF Week. Te mostramos un recuento de lo que fue esta semana para que no te pierdas ningún detalle:

Pablo Ramirez fue el encargado de abrir el desfile de otoño-invierno con una reinterpretación de la clásica caperucita roja en un papel más maduro, a lo femme fatale. Las capas fueron las protagonistas de esta colección, en distintas formas pero todas simétricas y todas rojas. Sin mostrar nada de piel, los diseños fluctuaban entre los más inocentes y los más dramáticos, que junto al negro, hicieron de la caperucita un personaje muy chic y glamoroso.

Pablo Ramirez

Wanama presentó su última colección inspirada en el Tibet. Sin despegarse de las flores, la propuesta también se destacó por los tejidos y estampados folk, la superposición de capas y el uso de faldas y leggins. Una propuesta muy actual ya a la vez romántica, gracias a los tonos pasteles y neutros de la colección. La guinda de la torta fueron los gorros y sombreros.

Wanama

Los diseñadores Buraglio y Delgrosso, ambos de Rosario, son el dúo creativo de la marca Varanasi. Una silueta muy larga y rectilínea fue la que sedujo al público argentino. De igual manera, las prendas más fuertes de esta colección fueron las que contaban con un juego de transparencias, con aplicaciones de tela que dibujaban figuras geométricas.

Varanasi

La colección de Prüne fue una de las menos atrevidas, con un estilo muy urbano y contemporáneo. Las prendas emblemáticas fueron las chaquetas de cuero y pieles, que combinaron con pantalones de tela y blusas o con vestidos sencillos. La colección de bolsos se vio en colores negros, cafés, nudes y toques de rojos.

Prüne

Cook presentó una colección con carácter llamada “In love we trust”, en donde los estampados florales ilustraron una inspiración más hippie, junto con otras prendas de estilo militar con estampados de Camouflage. Por una pasarela de hojas secas, las modelos lucieron unos maxi-dress de algodón, y un conjunto de prendas en tonalidades pasteles, tierra y negro.

Cook

Y por último, una de mis favoritas fue María Pryor, que presentó una colección basada en cuentos de hadas, algo así como blanca nieves o la bella durmiente 2.0. Con una evolución entre vestidos cortos a largos, la silueta se fue afinando, aportando cada vez más dramatismo a la pasarela. Los colores crema, verdes musgo, rojo y negro fueron los componentes de la paleta otoño-invierno, así como el terciopelo, las aplicaciones y los tejidos que hicieron de esta colección algo más teatral y atractivo.

María Pryor

Fotos: entremujeres

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta