Los vestidos de la alfombra roja

Los vestidos de la alfombra roja

La 83a versión de los premios de la Academia, más conocida como los Oscar, tuvo lugar el día de ayer en el Kodak Theatre. Ya nos enteramos que el galardón a la mejor actriz se lo llevó la talentosísima Natalie Portman por su papel de Nina en la película “Black Swan”, y que en la categoría masculina, Colin Firth se llevó la estatuilla dorada por su rol en “The King’s speech.” Hoy les queremos mostrar todos los looks que caminaron por la alfombra roja para que ustedes mismos tomen el pulso de lo que está sucediendo en la alta costura y en la cultura hollywoodense. ¿Muy aburrido? ¿Demasiado rojo? ¿Muy recatado? Los invitamos a que revisen las imágenes para que nos cuenten sus opiniones.

El color rojo sin duda fue el protagonista de la noche. La actriz Jennifer Lawrence (izquierda) llevó un vestido minimal y sencillo Calvin Klein. La parte superior de éste sin embargo, nos hizo pensar en el traje de baño de Pamela Anderson en Baywatch, y es que la figura de la chica nominada como mejor actriz por “Winter’s Bone”, era voluptuosa y curvilínea. La anfitriona Anne Hathaway (al centro) llegó en un vestido strapless y vintage de Valentino del año 2002, y la ganadora como mejor actriz del año pasado, Sandra Bullock (derecha), se vistió de un impecable Vera Wang y cartera tipo sobre de cocodrilo.

Jennifer Hudson bajó de peso y quiso que lo supiéramos. Por eso el escote tipo halter top de su Atelier Versace en color mandarina:

Dentro del matiz ciruela y vino tinto, están Natalie Portman en Rodarte y aros Tiffanys. El vestido tenía detalles de pedrería en el escote y pliegues sobre su barriga de embarazo. Scarlett Johansson se vio un poco mayor de lo que realmente es en un vestido de encaje y transparencias de Dolce & Gabbana. Penélope Cruz, quien acaba de tener un hijo con Javier Bardem, eligió un vestido de L’Wren Scott que aunque el efecto de radiación de las lentejuelas era interesante, no benefició mucho a su figura.

Lila y lavanda fueron las elecciones de Cate Blanchett y Mila Kunis, respectivamente. La primera optó por un vestido de la colección otoño/invierno 2011 de Givenchy, que tenía influencias samurái. Las mangas elevadas, la estructura de armadura perlada y los pliegues fueron elementos que no todos comprendieron muy bien. Es muy posible que esta pieza pase a los anales de los vestidos de la alfombra roja, por su carácter y fuerza. En nuestra opinión es hermosísimo. La actriz ucraniana por su parte, escogió al romántico Elie Saab en una versión de gasa y encaje en el escote y costados. El clutch es de Bottega Veneta.

La pequeña Hailee Steinfeld (14) nominada como mejor actriz de reparto en “True Grit”, usó un Marchesa que ella misma ayudó a diseñar. Largo sobre el tobillo y con cintillo bien girlie, el look resultó muy adecuado para su edad.

A la cantante Mandy Moore no la reconocimos. Estaba preciosa. El labial naranjo y ligero maquillaje de los ojos hicieron resaltar su rostro. El vestido color champaña/nude de Monique Lhuillier le quedaba increíble. Puro glamour. Sus joyas fueron Chopard.

En la misma gama anterior, Halle Berry y Marchesa fueron una dupla ganadora. Joyas de Neil Lane.

La cantante Florence Welch llevó su cabellera roja suelta como siempre. El Valentino amarillo claro contemplaba mangas largas, encaje, cintas y cinco capas en la parte inferior. Creemos sin embargo que no es lo suficientemente despampanante como para una premiación de este tipo.

El Chanel de Michelle Williams (izquierda) y su pixie cut fueron duramente criticados por nuestro diario “Las Últimas Noticias”. A éste le respondemos que aprenda a conjugar las palabras elegancia, clase y chic. Melissa Leo (centro) ganadora como mejor actriz de reparto, estaba radiante en Marc Bouwer y el Dior de Nicole Kidman, honestamente no lo entendimos. Tampoco sus zapatos rojos. Así que aburrido. Neeext.

Mención aparte lo constituye el vestido metalizado Calvin Klein de Gwyneth Paltrow. La actriz y cantante se veía estilizada y moderna, y parecía como si el vestido hubiera sido pintado con spray sobre su cuerpo, y luego cayera como cascada hacia sus pies. Cool.

Annette Bening y Hilary Swank se tentaron con los grises. La primera en Naeem Kahn y la segunda en Gucci con plumas fue très hollywood!

No estamos seguras con el Dior asimétrico de Sharon Stone. Las plumas ceniza sobre su hombro nos recordaron una paloma atropellada… Helena Bonham Carter le pidió a Colleen Atwood -diseñadora de vestuario de Alicia en el País de las Maravillas- un vestido de 1800, por lo que la estructura de corsé y las mangas reflejaron precisamente ese siglo. La cartera con forma de abanico fue un detalle muy lindo, y las gafas negro opaco ya son trademark de la particular actriz. Reese Witherspoon se fue a la segura con un Armani Privé negro strapless y una franja blanca a la altura de su busto. Muy correcta.

Finalmente, Amy Adams (nominada como mejor actriz de reparto en The Fighter) apareció enfundada en lentejuelas azules de L’Wren Scott. Sus joyas Cartier están evaluadas en $1,35 millones de dólares. Marisa Tome fue una drama-mama en vintage Charles James de Lily et Cie couture.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta