New divas: Diva Davanna y más

New divas: Diva Davanna y más

Es bien extraño esto, cada vez los parámetros sobre la belleza cambian o “mutan” hacia algo que puede ser arriesgado, transgresor, satírico y quizás, hasta poco ético y carente de moral para algunos. Este tema es bastante recurrente en el mundo de la moda, donde de manera continua se busca el “nuevo modelo a seguir” o la nueva forma de lucir, pero cuando esto se vincula con niños como modelos a seguir, el tema se vuelve algo más peligroso aún.

Hace unos día vi ANTM, America’s Next Top Model, en su temporada número 13, donde sólo hay aspirantes a modelos que no superan el 1.70 cm, es más, hay una que mide como 1.55 cm; lo cual ya es un tanto “extraño” para el mundo del modelaje, donde hay “exigencias” mínimas en cuanto a estatura, peso y rasgos, entre otros.

En el episodio de esta semana, las chicas como de costumbre, tenían un desafío en pasarela y cuando llegan al lugar que les indicaba el “TYRA MAIL”; aparece Miss Jay junto a su “mini me” -una niña de 9 años que desfila como una supermodelo de nombre DIVA DAVANNA. Esta niña fue descubierta por Tyra –lógicamente fue alguien de su equipo y le pasó el dato- quién al ver los videos de los desfiles donde había participado (disponibles en su youtube) la invitó a su programa de entrevistas para que mostrara su talento, y producto de esto, terminó en un episodio de ANTM. Esta chica en verdad camina con una prestancia que deja su estatura en segundo lugar. Conoce extremadamente bien su cuerpo y cada uno de los pasos que debe seguir para deslumbrar, nada que envidiarle a “catwalk” de Naomi, Gisele o Karlie Kloss.

Otro caso en donde pudimos ver a niñas como “modelos a seguir” fue el que pasó hace casi dos meses en la editorial montada por la revista VOGUE PARÍS. Todo esto a cargo de dos grandes del mundo de la moda: Carine Roitfeld y el diseñador Tom Ford los que crearon una editorial donde aparecen un grupo de niñas –que se dice que no sobrepasan los 6 años de edad- vestidas, peinadas y maquilladas como adultas.

Estas imágenes salieron en todas partes, recibiendo muestras de apoyo y de desaprobación, por ejemplo: el ilustrador Alexsandro Palombo considera que esta editorial “es el regalo ideal para los pedófilos”; un comentario similar salió publicado en el diario “The Daily Telegraph”, donde la periodista Hilary Alexander hizo énfasis en las posiciones que adoptaron las pequeñas, las cuales muestran una mezcla entre inocencia y provocación: “su ingenuidad intenta alcanzar miradas encendidas y desconcertantemente adultas, que contrastan con sus facciones de bebés”; mientras que otros, consideran que se trata de una “sátira” que hace una clara referencia a la obsesión que experimenta la industria de la moda por las modelos excesivamente jóvenes” ó que es tan sólo una “personificación” sobre el deseo “natural” que tienen las niñas cuando son pequeñas y se ponen los vestidos y zapatos de sus madres utilizando su maquillaje para poder jugar a ser grandes.

No sé qué piensan ustedes, pero creo que cuando se nos muestra a alguien como el “nuevo ejemplo” a seguir hay que tener claro el por qué de esta elección frente a otras opciones; también se debe considerar el contexto en el cual se esta realizando y cuál puede ser el fin de esto. De esta manera podremos saber si es sólo una “simple nueva opción” o si es que va un poco más allá de lo permitido y busca generar otra reacción en los consumidores.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta