El peinado en los 60’s: largo, volumen y geometría

El peinado en los 60’s: largo, volumen y geometría

En los 60’s las siluetas cambian con gran fuerza: los cortes rígidos en los hombres se liberan y se apostó por un largo mayor. A principios de la década y debido a las dos guerras mundiales, el estilo militar impuso la forma de cortarse el pelo al “modo americano” o “estilo soldado”. Esto fue cuestionado y contrarespondido a través del largo cabello del movimiento hippie y la melena masculina, reflejando y develando formalmente el pensamiento “anti – guerra”. En España y latinoamérica se observan estos cambios de manera más lenta, los hombres llevaban el pelo corto y las modificaciones en la moda de los años ’50 a los ’60 no empezaron a evidenciarse hasta 1962.

Con respecto al modo femenino, a comienzos de los ’60 se usaba el cabello corto con mucho volumen y los recogidos se convierten en el modo que se expone en las revistas: se trata de peinados que recurren al uso de la peluca para potenciar el volumen. Al tratarse de recogidos se potencia el uso de los complementos para cabello, flores, lazos, cintas para recoger el pelo, diademas, o broches, pedrería para adornar y los tocados, que podían ser de paño, con flores, piedras o plumas. A lo largo de 1962, estos elementos abundan en las páginas de publicaciones de moda como un artículo específico.

También en esta década se presenta el corte “Bob”, hito formal de la época a nivel estilístico. Era una construcción angular hacia adelante, geométrica, clara y bien definida, cómoda de usar, donde el brillo natural del cabello aparecía realzado. Vidal Sassoon, de origen británico, fue el estilista creador de este modo, a través del cual liberó a la mujer de los años 60’s de las largas sesiones de peluquería con este corte que dejaba mover libremente el cabello liso sobre la frente y que, en la actualidad, sigue siendo un estilo que marca tendencias.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta