I’ll free your mind and your androgyny

I’ll free your mind and your androgyny

La inclusión del transexual brasileño Lea T. en la campaña Otoño/Invierno 2010-2011 de Givenchy, de cierta manera, ha marcado un antes y un después en la industria de la moda; en los ’90 sólo se jugaba con modelos de looks masculinos, mientras que ahora las marcas (Marc by Marc Jacobs y Jean Paul Gaultier) han optado decididamente por chicos con rasgos femeninos, como lo prueba la participación de Andre Pejic (imagen superior) un serbio-australiano de 18 años, en la publicidad de sus colecciones. Y Vogue Turquía ya hizo una editorial con él.

Lo andrógino viene a ser, según el Diccionario Visual de la Moda, “características masculinas y femeninas combinadas en un estilo unificado, o bien falta de una identidad de género específico (…) Entre los diseñadores que trabajan dentro de la revolución andrógina se encuentran Giorgio Armani, Pierre Cardin y Helmut Lang. La andrógina es un estilo de moda que pone en tela de juicio los conceptos de género más que de sexualidad.”

Tilda Swinton en Pringle of Scotland, la modelo Agyness Deyn y el personaje Lisbeth Salander de la trilogía Millenium de Stieg Larsoson, han sido casos de androgyny revisited. Nos sorprendieron con el cabello muy corto y un estilo tough, pero en el fondo, se trató más de lo mismo. Carolina Herrera es muy sutil al tratar el tema en el video de su perfume 212 VIP; la música dice algo así como “¿Estás en la lista de invitados?” y en el segundo 0:35 aparece una señora y bajo ella “He is“. O sea, ella es un él, que está considerada para el evento.

La actual androginia llevada al límite y el éxito del blogger BryanBoy, ¿constituirá el “nuevo producto” que los creativos han ideado para esta década? Lo cierto es que la televisión no se queda atrás y RuPaul (actor, drag queen, modelo, autor) ya va en su segunda temporada del reality show “Drag Race”. Aquí en Chile la serie Amigas y Rivales de la discotheque gay Fausto tiene un éxito relativo gracias a los videos que suben a youtube. ¿Una tendencia que se consolida? Sólo el tiempo lo dirá.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta