Tercera parte y final: Los Mods, música y cierre

Tercera parte y final: Los Mods, música y cierre

Primero que todo, muy feliz año para todos nuestros queridos lectores de VLC. Esperamos, sinceramente, que este sea mucho mejor que el difícil docemesino período que (al fin) hemos dejado atrás.

Para terminar el ciclo que describe la tendencia Mod y complementar esta entrega, quisiera compartir un interesantísimo artículo encontrado en el vecino diario “El País”, que toca el movimiento cultural. En él se describe magnífica y certeramente cómo se vivía siendo un Mod y sus posteriores “revivals”, donde la siguiente frase resume de manera potente aquello que no fue solo un estilo, sino más bien un modo de vida:

“Los mods son la exaltación del mito adolescente del individualismo. Vivir rápido, no llegar a adulto, no envejecer. Ser el mejor, ir siempre por delante; ser capaz de dar ese pasito que te aparte de la multitud, de ese colectivo que quiere anularte como individuo e integrarte paternalmente.” – Alberto Gil, uno de los precursores del movimiento en España.

Revísenlo en el siguiente link, no se arrepentirán.

En el artículo anterior observamos su revestimiento, ahora expondremos algo con respecto a sus “actos y música”. Las fiestas que los agrupaban eran las “All-Nighters”, que duraban toda una noche. Los Mods acudían vestidos con sus mejores atuendos, cuidadosamente construidos. Para poder resistir el baile prolongado, acostumbraban el consumir anfetaminas si era necesario, ya que como la mayoría de ellos trabajaba, estos estimulantes les permitían estar despiertos y con ánimo durante más horas . Las “Purple Hearts” o las “Blues” eran los químicos más populares consumidos por ellos. Cabe recordar que en la canción “My Generation” de los Who (un absoluto himno Mod), Roger Daltrey imita los efectos que producía el “Speed” a la hora de hablar.

En 1964, con el auge de la “British invasion” y el “Beat”, el movimiento Mod se encontraba en su esplendor. La música sería un importante estandarte: en ese año empezaban a aparecer bandas como los Action, Small Faces, John’s Children o los Creation, por nombrar a algunos. Otros hitos importantísimos serían los Who y los Beatles, también el notable Bowie. La cultura Mod se fue diluyendo a finales de los años 60, en gran parte fue agotada por ella misma, al convertirse en “moda”. La generación hippie constituyó el relevo y los Mod solo sobrevivieron en pequeños clubes como “The Ram Jam” o “Wigan Casino”. La publicación del disco “Quadrophenia” de The Who en 1973 supuso una reivindicación, un renacer, pero este llamado no funcionó del todo debido a la aparición del Punk, a mediados de la década de los años 70.

Los Mods fueron sin duda el gran movimiento de los 60.

Los Mods fueron un absoluto modo ver y sentir la vida misma, cargado de formas con fundamento.

Hoy, sin duda, vemos el legado Mod en tendencias actuales, ¿Qué crees tu?.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta